Joaquín Jones fue figura en Biguá para que su equipo se quedara con la primera semifinal que les da ventaja y la posibilidad de meterse en la definición del torneo si ganan el próximo encuentro ante Sayago.

“Veníamos a buscar esto, con algunas bajas tanto por lesiones o por participación con primera. Lo afrontamos con mucha responsabilidad y fuimos justos ganadores”, comenzó manifestando. 

Varios puntos altos para encaminar el partido al triunfo: “Ángel (Arévalo) tiene unas condiciones tremendas, Santiago Corbo entró muy bien y Seba Noceda también hizo un trabajo espectacular en defensa. Si con la cantidad de jugadores que teníamos no aportábamos todos un poco, no íbamos a poder ganar y menos por 21 una semifinal”.

 Él lo nombraba a la pasada, es uno de los recientes cortes de la selección U17 y hoy generó mucho, Santiago Corbo: “Hizo una gran labor. Con la lesión de Dennis (Blazina) tuvo que agarrar la base, cosa a la que no está tan acostumbrado y lo hizo de gran manera. Es súper meritorio el trabajo que hizo y seguramente debe estar muy contento porque trabaja todo el tiempo para esto. Le tocó quedar afuera de la selección y es bueno que él demuestre que está para seguir jugando y afrontar los desafíos que le toquen”.

Le consultamos cuánto preparan este tipo de encuentros: “Nada. La realidad es que con las diferencias de categoría, algunos practican en cadetes, otros en juveniles o primera y es el conocimiento que traemos de años anteriores lo que nos lleva a jugar con una fluidez bastante buena. Pero no preparamos los partidos de Sub 23, sí sabemos a lo que jugamos y lo que queremos. No por ser una semifinal es que lo llevamos de esta manera, sino que es habitual”.

Genera incertidumbre la presencia de las principales figuras de este plantel como lo son Couñago, Rojas y Arregui: “Todos somos parte de esto porque es un grupo de amigos que desde hace mucho tiempo jugamos juntos y queremos, más que nada Charlie (Couñago) y yo despedirnos campeones, capaz a algunos les queda un año y a otros más. A veces nos toca jugar a unos y después a otros. Mauri (Arregui) y Charlie (Couñago) están lesionados. Supongo que Arregui para el próximo va a estar pronto, espero que Couñago esté también porque lo extrañamos, y Rojas va a depender de los minutos que tenga en primera si va a estar. Pero seguro que él se muere de ganas”. 

Habló sobre el duelo de vuelta: “Va a ser un partido parecido, aguerrido y con roce. Tuvimos muy buenos porcentajes porque entrenamos todos los días acá y capaz que allá va a ser un poco más parejo. Estamos prontos para llevarnos la serie en dos partidos y afrontar la final”. 

En caso de que no se den los porcentajes altos de triple que se dieron, contó por donde se busca: “Hay que seguir tirando. Nosotros jugamos a correr y lanzar, algunos días tenemos estos porcentajes porque entrenamos para obtenerlos y otros pueden ser peores. Cuando los porcentajes no se den y tenemos que buscar salir a ganar, nos enfocaremos en donde estén las ventajas”. 

Tras lo que fue quedar vicecampeón en la anterior temporada, esta es una revancha: “Todos los años jugamos para ganar, pero si puede ser que sea como una revancha. Terminamos con una imagen un poco pobre en la final del año pasado. Es mi último año de formativas y Sub 23, así que me gustaría irme siendo campeón”.