Nicolás Bessio irá por su segundo Sudamericano, esta vez jugando con la generación 2002. El base conversó con Básquet Total sobre la preparación, el equipo y el torneo que se viene.

“Arrancamos hace bastante tiempo y los entrenamientos se han hecho cada vez más frecuentes e intensos. Ahora ya estamos exclusivamente con la Selección así que todos los días venimos a mejorar” comenzó diciendo el oriundo de Trouville.

A la hora del hablar del equipo, dijo: “El equipo está muy unido y con confianza. Es un plantel largo e intentamos confiar en nosotros, para seguir mejorando como conjunto”.

Además se refirió a algunas características que se buscan en el juego: “Confiamos mucho uno en el otro, por eso tenemos bastante fluidez. Buscamos siempre defender para poder correr”.

Nicolás fue una de las piezas clave de la U15 que jugó el Sudamericano en Atenas el año pasado, y cree que haber vivido ya un torneo es un plus para los cuatro 2003 que integran el plantel: “Obviamente suma la experiencia, ir sabiendo lo que nos vamos a enfrentar y el básquetbol que se va a jugar, y también transmitírselo a los compañeros”.

A la hora de hablar de objetivos, el base tiene claro dónde está lo más importante: “Seguir mejorando día a día, partido a partido e intentar hacer lo mejor que podamos”.

A pesar de esto, el objetivo de poder llegar al podio y así jugar otro Premundial existe: “Obviamente está en nuestra cabeza la idea de poder clasificar, pero necesitamos controlarnos y ver cada partido que vamos enfrentando. Lo primero es la fase de grupos que sabemos que va a ser difícil”.

Sobre si existe una diferencia en su rol por ser de los más chicos del plantel, terminó diciendo: “Es lo mismo, los compañeros me recibieron con mucha confianza. Voy a intentar hacer jugar al equipo y también tener mi protagonismo”.