Parque Sur de Sebastián Álvarez le ganó el clásico a Rocamora 75-55 ayer en condición de local en el inicio de la Liga Argentina de ascenso.

El conjunto del compatriota, fue más, jugó bien y tuvo contundencia. El primer cuarto, que terminó 26-15 y los primeros 10 minutos del segundo tiempo, que finalizaron 20-9 a favor de los locales, marcaron el rumbo del partido que se liquidó temprano.

Más allá de que curiosamente, el segundo y el último chico del encuentro terminaron empatados en 17 y 13 respectivamente, los visitantes nunca consolidaron una reacción que los pusiera arriba en el score.

En lo que tiene que ver a la actuación del perimetral con pasado en Lagomar, primo de Javier y Nicolás Álvarez, jugó un partido correcto. Estuvo a la altura de un clásico: 25:57 minutos en cancha, 4 puntos(2/5 en dobles) bajó 5 rebotes y cedió 2 asistencias.

Solidario con el equipo, Sebastián no desentonó. Hay alegría en el sur Argentino. Parque con ésta victoria está en el lote de ganadores. Un juego, una victoria. Y no cualquiera, se adjudicó el clásico que siempre es importante.