En un trámite que parecía cómodo y se transformó en final con suspenso, Reducto se llevó el partido ante Auriblanco por 99-91 y mantiene el invicto en la DTA.

Resumen del partido

El partido comenzó con Reducto yendo por todo y sintiéndose cómodo en la cancha. El local tuvo en su inicio a Martínez como artillero principal. En tanto, Auriblanco no tenía una vía de gol definida y Ledanis fue bien controlado en la pintura. Además no era claro en ataque, tomando malos tiros. En defensa, el “Auri” sufría rompimientos en las penetraciones, y no se ayudaban, lo que le daba goles fáciles a los “Locos”. A eso hay que sumarle el valor de los tiros libres para los locatarios, ya que llegaron a hacer la mitad de sus puntos convertidos. Un buen pasaje de Erraizorena en la visita los acercaba a seis, pero un triple de Silva cerca del final hizo que el local se fuera 20-11 en el primer chico.

En los siguientes diez minutos, los de la calle San Juan intentaron el gol desde el triple, pero sin éxito. Sin embargo, Marote tuvo un buen pasaje, poniéndose el equipo al hombro y haciendo un 8-0 para ponerse a cinco. Los de Digenio no se pusieron nerviosos, con las bombas de Botta y García (este último “Garciamoreando”), hizo que el local retomara su ventaja de once. La misma prácticamente no se modificó y el “Redu” se fue al descanso largo ganador.

En la parte complementaria, cuando parecía que los del Vilardebó se llevaban el partido con comodidad, los entrenados por Rodríguez se destaparon en ataque y sumaron puntos en la pintura. Pusieron un 6-0 en un minuto y recortaron distancias a tan solo siete. Esto también se debió a que no culminaban sus jugadas en ofensiva y no podían contener al visitante en la pintura. Los del manicomio marcaron al hombre y eso les dio resultado, ya que Auriblanco tiro incómodo al aro y no agarraba los rebotes. Luego de eso, el cuarto entró en un bache de efectividad y ambos quisieron más por inercia que por juego. Reducto se llevó el tercer cuarto 55-47.

En el último acto, Auriblanco no pudo descontarle mucho, ya que los locales se cerraron bien. En ese entonces, Rabinovich fue fundamental para estirar la ventaja y sacar 17 de renta. Pero, los del manicomio se descansaron y erraron libres. En el papal, entre Magnone y Erroizarena trajeron el partido y le dieron ese gustito de final cerrado. Con personales, los Locos mantuvieron el invicto en su casa y en el campeonato.

UNO x UNO

REDUCTO

Garcia (8):Fue un gran generador de juego, y en los triples fue un fuego. Ambrosoni (5): No fue su mejor noche. Martínez (6): Tuvo un buen inicio, pero después se desinfló. Botta (6): Puso bombas claves pero no mucho más. Lepiani (4): El más flojo de los titulares. Puede demostrar un montón más. Silva (7): Un animal. Supo llevar el control del juego y metió triples claves. Rabinovich (8): El destacado. Siempre que entró, aportó gol y tranquilidad. Meinero (7): Muy correcto juego del oriundo de Unión Atlética. CasteLlo y Rodriguez (4): Tuvieron pocos minutos en cancha. Digenio (8): Controló muy bien el partido. Cuando Auriblanco apretaba, metió los cambios justos. Por algo su equipo viene invicto.

AURIBLANCO

Magnone (4): Estuvo muy acelerado y eso le jugó en contra. Andrade (3): No tuvo una buena noche. Erroizarena (6): Se puso el cuadro al hombro, pero no le bastó. Tiene una buena muñeca. Pedemonti (2): No gravitó. Ledanis (3): Poco influyente en ataque. Lo contuvieron bien. A.Marote (4): Tuvo pasajes buenos, pero se quedó. Taibo (6): Junto a Iñaki, fueron lo más destacados del visitante. Jones (4): Aportó al equipo en lo que pudo. I.Marote, Djelattian (3): Escaso aporte. Rodriguez (4): Se contagió con el nerviosísimo de los jugadores y no pudo llevarse el triunfo.

EL VAR

Bustelo, Dabbisogno, Acuña (4): Arrancaron bien, en el final no cobraron alguna que otra jugada y se dejaron influenciar por el ambiente.

_______________________

Lo destacado

Podríamos destacar el partido del Manzana García, sabemos de lo que es capaz. Pero, el partido de Ernesto Rabinovich fue magistral. Vino del banco y le dio al equipo una imagen renovada que le permitió sacar la ventaja definitiva en el marcador. Un fuego el ex Miramar, león en la pintura.

Lo distinto

El partido era para alquilar balcones y todos querían jugar, literalmente. Esta es una imagen que se viene repitiendo en varias ediciones de las distintas divisionales. Un grupito de 4 o 5 niños tirando al aro mientras se juega el partido es algo que llena de felicidad a cualquier amante del Basquet. De no ser porque tenía que escribir esta crónica, quien les habla se hubiese dado el gustito de jugar un “21”, o una doma…