Las generaciones 2002 y 2003 continúan sus prácticas en el CEFUBB de cara al Sudamericano U17 en Chile y en una nota extensa hablamos con Santiago Tucuna, el joven integrante oriundo de Bohemios.

“La preparación viene bien, entrenando mucho y a máxima intensidad siempre. Todos los días estamos practicando ahora y por suerte tuvimos dos partidos con Aguada que suman de cara al Sudamericano, en el cual queremos que nos vaya bien y lograr todos los objetivos”, manifestó sobre la preparación. 

Nos contó lo que viene pidiéndoles Capalbo en estos últimos instantes previos al torneo: “Marcelo siempre exige intensidad, concentración, estar unidos y más que nada lograr la mejor versión de nosotros, para seguir progresando y llegar al objetivo”.

Hubo una charla extensa de parte del cuerpo técnico y nos explicó a qué están orientadas las mismas: “Estamos manejando el estado de tensión y concentración también. El hecho de estar activos en todo momento, tanto pre partido como post el mismo”. 

Detalló las virtudes de este seleccionado: “Tenemos un plantel largo de envergadura y estatura, contamos con buenos físicos, además ves el banco y cualquier puede entrar porque no son muchas las diferencias”. 

Algo poco habitual en selecciones uruguayas y que generalmente es un déficit ante los demás planteles es la estatura de los jugadores. Esta vez Capalbo pudo conformar un equipo alto en cancha: “Siempre sirve, sabemos que las otras naciones generalmente tienen jugadores de más talla. Esta vez no nos va a pasar tanto esto, el plantel es grande y puede ayudarnos”. 

Consultado por los aspectos que quedan pulir, dijo: “Nos faltan detalles, terminar de acoplarnos bien como equipo y los cortes que seguramente generan incertidumbre de ver quienes van a quedar en el plantel para corregir todo”. 

Ante cuáles son las expectativas, contestó: “Buenas. Estamos intentando meter la clasificación, esa es una de las expectativas principales. Pero también lograr nuestra mejor versión y eso es lo más importante”. 

Viendo el plantel desde dentro, le consultamos cuáles son para él los jugadores más importantes: “Tenemos a Mateo (Bianchi), Tiago (Leites), Joaquín (Núñez) y los 2003 que son muy importantes para nosotros. Joaquín y Agustín (Ubal), quien va a poder venir, ellos dos van a ser los fundamentales, pero no me olvido los del banco que siempre son determinantes”. 

Dos generaciones, los 2002 y 2003, se unen para este torneo. Habló del buen acople que se logró: “Bien, todo el proceso ha sido bueno, las dos generaciones hemos logrado química, casi desde el primer entrenamiento. Siempre estamos yendo para adelante, intentamos juntarnos también por fuera de lo que es la cancha y eso siempre sirve”. 

Por último, dirigió sus palabras a lo que aporta que Agustín Ubal pueda formar parte de la delegación: “Todo en general, es un jugador muy bueno y de gran nivel, por algo lo tenemos en Barcelona. Podemos disfrutar de jugar con él y aprender, sobre todo. Para nosotros fue tremenda noticia que pueda venir”.