Sayago vencía 18-12 a Aguada cuando los jueces suspendieron el partido por incidentes entre las parcialidades.

Excelente marco de público para un escenario de potencial dispar pero que comenzaba muy entretenido de ver. Aguada defendía poco, Talbot le ganaba el duelo a Doblas y además Warner se abrió para colocar dos triples. Con Verrone tomando rebotes sobre García Morales, la visita ganaba 12-5 sorprendiendo con un buen arranque.

Pero, justamente con Leandro, el dueño de casa puso un 5-0 para achicar. Con el score 18-12 para los de Nicolás Díaz y a falta de 4.46 para finalizar el primer cuarto, Diego Ortiz tomó la correcta decisión de suspender el encuentro por falta de garantías.

En la tribuna había incidentes entre las parcialidades. Volaron valla y una especie de tarrina, de un lado hacia el otro. Hubo empujones y algún golpe de puño, ante el intenso trabajo de ambas seguridades, e incluso de algún jugador, por separar. Los problemas continuaron por algunos minutos. Según pudimos averiguar después, los mismos habían iniciado en las afueras, previo a la entrada. Una lástima.