Biguá ganó un ajustadísimo encuentro en su casa frente a Atenas. Martín Osimani fue el motor del equipo una vez más y por eso dialogamos con él luego del partido.

Las primeras sensaciones del conductor del Pato fueron las siguientes: “Seguimos teniendo problemas con la sanidad y eso nos deja bastante más cortos. Además, a principio de temporada ningún equipo tiene su estilo definido al 100%. Sabemos que nos va a costar por un par de partidos más pero con más ritmo y el plantel entero va a salir todo mejor. Ahora más que nada estoy feliz de que esa último bola salió”.

Luego, habló del final del juego, el cual fue no apto para cardíacos: “Hubo mucha tensión. Al inicio de la temporada ningún equipo está fino y en el juego entreverado ellos sacan la ventaja. Aparte a eso le sumas la salida de Luís (Santos) por lesión y te deja aún más diezmado. Al fin y al cabo lo importante era ganar y se ganó”.

Osimani habló de lo que es Storm Warren y del funcionamiento de este Biguá: “Storm es muy importante para el funcionamiento del equipo. Ya sabe más o menos a que jugamos porque estuvo la temporada pasada y eso ayuda mucho también. De todas formas, aún queda mucho por mejorar, ajustar sistemas y levantar defensivamente como equipo. Hoy dejamos muchos huecos y permitimos correr demasiado, esas son cosas a mejorar”.

El capitán del Pato le dedicó unas palabras a Demian Álvarez, quien fuese importante en varios pasajes del juego: “A él le gusta asumir y tiene la calidad para hacerlo. Mi rol como base es habilitar al jugador que esté en el mejor momento. Hoy fue él por varios pasajes y le pudimos sacar jugo a su juego.”

Para cerrar Martín nos dijo cuales son sus expectativas con el elenco de Villa Biarritz: “Por ahora debemos enfocarnos en seguir trabajando. El partido de hoy nos muestra que aún hay mucho trabajo por hacer, sobre todo en lo colectivo. Por más nombres que tengas, si no jugás bien en conjunto y estás solido atrás cualquiera te puede sorpender.”