Como el Boca de los 2000’, Olivol Mundial se hizo fuerte en La Bombonerita: Ganó, gustó y goleó en la aplastante victoria ante Yale para seguir invicto en esta DTA.

Resumen del partido

El arranque del match tuvo a Yale vulnerando la defensa zonal planteada por Olivol, comenzando mejor en los primeros minutos. Luego ajustando la defensa, siendo intenso y corriendo la cancha el local mejoró su producción ofensiva de la mano de Cardozo y Mujica, lo que le permitió irse al segundo chico ganando 25-16.

Los segundos diez minutos fueron tan de DTA que asustó. Ambos apuraron y equivocaron caminos, lo que generó que el encuentro se tornara muy entreverado. Dentro de ese entrevero, Olivol Mundial sacó rédito con sus grandes individualidades, apareció Nessi, apareció Varela y solo con eso, le fue suficiente al local para llegar a sacar una máxima de 24 unidades. El primer tiempo terminó 46-26 en favor de Olivol.

Ya en el complemento, los dirigidos por Hernández le terminaron de bajar la persiana al partido ante un Yale sin respuesta, tanto desde el juego como en lo anímico. Mujica siguió dominando el bajo, Cardozo desde sus rompimientos y el trío Nessi – Varela – González se encargó de ponerle la magia al partido. El local continuó jugando de igual a igual, aun sacando la máxima de 28 y se fue al epílogo ganando cómoda y categóricamente, 69-44

El último cuarto sobró, sirvió para que ambos rotaran el plantel y los juveniles del mundialista se fogueen en primera. Una nueva victoria de Olivol Mundial, que aplastó a Yale por 89-67.

UNO x UNO

OLIVOL MUNDIAL

Nessi (7): Tic tac. Un reloj. Metió el triple más hermoso del 2019, sin exagerar. Varela (6): Los hinchas yalenses le dijeron algo y respondió con dos bombas hermosas. Juega cuando tiene que jugar. González (6): Sin golear, ni con sus clasicos lujos, se destacó igual, como quien no quiere la cosa. Cardozo (7): Nuevamente, calladito como aquel tema de Bad Bunny. Jugó para el equipo y fue clave.  Mujica (8): Amo y señor de la zona pintada. Le falto atender la cantina, porque después hizo de todo. Britos (5): Nuevamente con interesantes minutos de calidad. Carabajal (3): No aportó en su ingreso. Hernández (8): Nuevamente sus dirigidos mostraron un altísimo nivel. Salvo en un bache en el segundo chico, Olivol jugó a otra cosa que en la DTA no se ve tan seguido.

YALE

Briñón (4): Arrancó bien, se quedó. -como todo el equipo- Sánchez (3): Flojo match del Mono. Debe asumir más, es la jerarquía de Yale. Maggiari (4): Mismo concepto que Briñón. De León (5): Dentro de lo malo del equipo fue el mejor, la quiere siempre. Carvidón (3): Poquísimo. No pudo influír. Martínez (4): Quiso cambiarle la cara al equipo desde lo anímico. Ni fu, ni fa. Suarez (4): Le tocó bailar con la más fea. Hizo lo que pudo. Borges, Yozzi (-): Minutos con el partido liquidado.  Arhancet (4): Su equipo no tuvo rebeldía para cambiar el resultado. Las pocas individualidades fallaron, en un plantel muy joven eso cuesta muy caro.

EL VAR

Marcelo Galli, Andrés Bustello y Alejandro Muñoz (4): Tenían todo para pasar desapercibidos en un partido que se liquidó temprano, pero no. Asumieron el protagonismo pitando faltas innecesarias cuando el trámite no lo ameritaba. 

_______________________

Lo destacado

El gran nivel colectivo de Olivol Mundial. Jugó los tres partidos de local y en los tres ganó de forma contundente en su Bombonerita. Con pasajes de un interesantísimo y dinámico básquet, el mundialista arranca pisando firme en la DTA, donde en sus tres victorias, convirtió mínimo 84 puntos y recibió un promedio de solamente 60 unidades por match. Olivol es un equipo 3G: gana, gusta y golea. Como el Boca de los 2000 😅.

Lo distinto

No es la 12, pero la “Barra Fuerte” de Olivol siempre dice presente, alentando, protestando todo y poniéndole color al encuentro cuando sobre el cierre cantan su grito de guerra con ese “No hay dos en el mundo entero, O li vol Mun dial”. ¿La Bombonera? ¿La 12? ¡Na! la Barra Fuerte y La Bombonerita, señores…