Auriblanco venció a domicilio a Yale y sumó su segundo triunfo en la misma cantidad de presentaciones. En el ganador se destacó la gran actuación del salteño Luca Magnone.

Resumen del partido

Por la segunda fecha de la DTA se veían las caras dos equipos que habían debutado con una victoria, Yale y Auriblanco. Los primeros habían derrotado a domicilio a Albatros, mientras que los segundos se habían hecho fuertes en su casa, derrotando a San Telmo.

Los dirigidos por Andrés Arhancet saltaron a la cancha con Rodrigo Briñón, Federico Sánchez, Andrés Martínez, Luis De León y Rodrigo Carvidón. Por su parte, los comandados por Mauricio Rodríguez comenzaron con Martín Andrade, Luca Magnone, Álvaro Taibo, Federico Ledanis y Mauro Pedemonti. El papal no contó con la presencia de Iñaki Erroizarena, que afectado por un estado febril no pudo ser de la partida. Los encargados de impartir justicia fueron Marcelo Galli, Ignacio Pérez y Milton Acuña.

El encuentro presentó un comienzo favorable al conjunto visitante, que con un gran trabajo individual de Luca Magnone, anotando y generando juego para sus compañeros, conseguía abrir la primera ventaja de la noche. El elenco locatario tenía problemas a la hora de alimentar a su juego interno, por lo tanto dependía en exceso del tiro exterior. Con un par de triples en las manos de Andrés Martínez y Luis De León, los de Jacinto Vera lograron emparejar las acciones. Sobre el cierre del primer periodo, los de la calle Princivalle comenzaron a predominar en la zona pintada por intermedio de Federico Ledanis y Mauro Pedemonti, lo que les daba la posibilidad de abrir una diferencia de dos dígitos. Los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Andrés Jones y Agustín Marote, más el buen desempeño en la base de Martín, hicieron que el papal sacara una renta de 21 puntos (47-26). En los minutos finales de la primera mitad, los de la calle Gallinal, liderados por Rodrigo Carvidón y Andrés Maggiari, colocaron un parcial de 10-0, para irse al descanso con un poco de esperanza.

En el inicio de la segunda mitad se pudo observar un trámite claramente marcado, en el cual, por un lado un equipo intentaba por todos los medios ponerse en partido, mientras que el otro tenía como principal objetivo mantener la renta. Los comandados por Andrés Arhancet tenían como premisa hacer llegar el balón a la pintura con De León y Carvidón. Por su parte, los dirigidos por Mauricio Rodríguez, se hacían fuertes con la doble base conformada por Andrade y Magnone. Entre el epílogo del tercer periodo y el arranque del último, el dueño de casa puso un contundente 15-0, que le permitía pasar al frente por un punto. En el final, aquel equipo que cometiera menos errores sería el que se llevara la victoria. Yale abusó del lanzamiento exterior, mientras que su rival decidió atacar el aro y ganarse los puntos desde la línea fácil. Dos libres errados por Ledanis a falta de 11 segundos, le pudieron dar vida al local. Sin embargo, Ignacio Marote se quedó con el rebote y gracias a un libre de Jones, más una posterior corrida de Magnone, Auriblanco se terminó quedando con el triunfo por 74 a 72 y de esa manera cosechó su segunda victoria en la misma cantidad de presentaciones.

UNO x UNO

YALE

Briñón (4): No brindó seguridad en el traslado. Lo único positivo un triple en plena reacción. Sánchez (4): Peleado con el aro desde el arranque. Cuando se dedicó a defender y a generar para sus compañeros fue mucho más productivo. Martínez (3): Puso la primera que tiró, después vio el aro como un hoyo de golf. En el cierre tiró varios triples seguidos, cuando su equipo tenía la ventaja por otro lado. De León (6): En el arranque no le salía absolutamente nada. Con el correr de los minutos fue mejorando y terminó siendo importante. Carvidón (6): Cuando quedó suelto logró lastimar, sacó muchas faltas y se mostró certero desde la línea. Maggiari (7): Entró y no salió más. Valioso aporte en ambos costados, clave en la reacción. Borges (5): Buen ingreso, su descalifiación por una antideportiva y un técnico le terminan restando un puntito. Yozzi (5): Ingresó en el momento más complicado y no desentonó. Astramskas (5): Mismo concepto que Yozzi. Arhancet (3): La defensa en zona del primer tiempo no le dio resultados. En el cierre, un par de jugadores no justificaban su presencia en cancha e igualmente los mantuvo.

AURIBLANCO

Andrade (6): Manito caliente desde el perímetro. Intensidad en la primera línea defensiva, anuló en gran parte del juego al Mono Sánchez. Magnone (8): Destacado. Taibo (6): Metió tres triples, todos en momentos importantes. El popular “Alvarito” se encargó de cortar cada uno de los intentos de reacción del local. Pedemonti (5): Buen arranque del interno. Se fue cargando de faltas y con ello su rendimiento fue en declive. Ledanis (6): Cuando logró postearse marcó diferencias. Nos regaló un par maniobras en la pintura al estilo Hakeem Olajuwon. A. Marote (7): Le tocó entrar cuando su equipo mejor jugaba. Su ingreso fue tan bueno que incluso hizo mejorar ese rendimiento colectivo. Jones (6): Estaremos en el año 2034 y el “Cacho” va a seguir metiendo ese tirito de cuarta. I. Marote (5): No estuvo en la misma sintonía que el resto de sus compañeros. El rebote ofensivo del final le sube el puntaje. D’Jellatian (5): La habitual entrega en defensa, en ataque no se involucró demasiado. Giroldi (5): Aceptable tarea en el aspecto defensivo. Francia (-): Pocos minutos en cancha. Rodríguez (5): Sus dirigidos tuvieron una primera mitad muy buena, en la cual el entrenador manejó muy bien la rotación. En el complemento, le costó salir del juego entreverado que le propuso su rival y durmió en el banco a algunos jugadores importantes.

EL VAR

Marcelo Galli, Ignacio Pérez y Milton Acuña (5): Por momentos cortaron demasiado el juego, sancionando con falta el más mínimo contacto. Estuvieron muy acertados en el aspecto disciplinario, cobrando varias faltas técnicas en protestas excesivas de los protagonistas.

_______________________

Lo destacado

En su debut en el torneo el pasado jueves, Luca Magnone fue una de las figuras de Auriblanco, aportando 24 puntos y 4 asistencias. El ex base de Aguada entre otros equipos, no quiso ser menos en el choque ante Yale y volvió a tener una actuación digna de destacar. El salteño tuvo un gran primer cuarto, anotando y repartiendo juego para sus compañeros. Cuando el partido se complicó sobre el final, apareció con un doble y un par de libres, determinantes para que el Auri se llevara el triunfo de Jacinto Vera. Al igual que en su presentación, el número 6 del papal encestó 24 unidades y repartió 6 asistencias, para una valoración de 25.

Lo distinto

Los hinchas de Auriblanco se acercaron en buen número al gimnasio de Yale. Seguramente, motivados por el buen plantel que se armó y por la victoria en el debut. Un par de ellos colgaron un trapo con la leyenda “El que vive, lucha y no abandona”. Luego de un primer tiempo muy bueno, el elenco visitante se comenzó a complicar, y de tener una ventaja de 21 puntos, pasó a estar debajo en el score. En ese momento, los jugadores del papal vieron la bandera y sacaron a relucir toda la entrega, luchando cada balón como si fuera el último. Finalmente, los dirigidos por Mauricio Rodríguez tuvieron su recompensa y se llevaron un puntazo de la calle Gustavo Gallinal.