Finalizado el partido, Básquet Total tuvo unas palabras con Camila Suárez, figura determinante para Bohemios se llevará el bronce ante Hebraica Macabi. La alera nos comentó sus sensaciones de este torneo y sobre una gran experiencia que se le viene.

Las de Pocitos se llevaron el triunfo en un partido más que reñido, el cual se definió recién el último cuarto.“Estamos muy contentas. Planificamos el partido durante toda la semana para poder jugarlo así, como lo hicimos hoy. Estamos felices de poder cerrar el torneo con el tercer puesto y estar en el podio nuevamente”.

Estando abajo por nueve y jugando de visitantes, Suárez destacó el coraje del equipo para revertir la situación. “Demostramos que nunca hay que darse por vencida. Jugando en equipo pudimos levantar el partido, que es algo que nos sale bastante bien. Por suerte, pudimos hacerlo y nos llevamos la victoria”.

Tras quedar afuera de local ante Defensor Sporting, la número 23 reconoció que fue difícil asimilar dicho golpe. Sin embargo, se pudieron consagrar con el tercer puesto. “Estuvimos muy fuerte mentalmente para seguir adelante después de dos derrotas muy duras. Nos hubiese gustado estar jugando la final y no el tercer puesto, pero el basquet es así. A veces se gana y otras veces se pierde. El otro día pedimos y nos quedamos afuera de la final, pero hoy ganamos y abrochamos el tercer lugar”.

“Estoy muy feliz de poder estar nuevamente con las chicas que me conocen. Más que nada, volví a Bohemios por la gente que tiene, porque son tremenda personas. Tenemos que seguir entrenando para poder conseguir más cosas” dijo Camila sobre su retorno a la institución de Gabriel Pereira y cuál fue el principal motivo de su regreso.

Luego del partido, varias personas se acercaron a felicitarla por el partido y deseándole buena suerte en su viaje. “Me llevo bárbaro porque tuve amistades del año pasado que me quedaron. Ahora estoy pensando en Qatar, que voy a estar representando a Argentina en lo que es el campeonato de 3×3. Estoy muy emocionada por eso y hay que seguir entrenando para llegar lo mejor posible”.

Consultada sobre esta experiencia, ella dijo estar viviendo un sueño “Si íbamos al tercer partido, no iba a poder estar. Así que le dije a las chicas que teníamos que ganar sí o sí porque quería cerrar el tercer puesto estando yo presente. Contenta por ganar esta serie y poder irme con la tranquilidad a este evento que es algo muy lindo”.

Para finalizar, la victoria tuvo dedicatoria especial. “A la “Pocha” (Sabrina Molina), a “Mili” y a mi familia”