Terminaba la práctica de Formativas, Diego Cal nos esperó unos minutos en el club donde labura mucho más de lo que muestran las luminarias del primer equipo. Con la ansiedad propia de un pibe que va a dirigir por primera vez la Liga Uruguaya y conocedor del desafío que tiene adelante, se tomó un ratito para hablar con Basquet Total.

¿Cómo viene siendo la preparación para la Liga?

Bien, venimos repuntando sobre el final. Quizás fue medio accidentado por el tiempo de la venida de los extranjeros, eso influyó en la cantidad de partidos amistosos y en las prácticas en sí. Pero estamos conformes con lo que hemos hecho.

¿Qué tan conforme estás con el plantel?

En ese sentido estoy muy conforme. Se cumplieron todos los pedidos para el presupuesto que teníamos. La verdad que estoy muy agradecido con los dirigentes y allegados por el plantel y el grupo humano que armamos. Estoy super contento, motivado para lo que se viene y le tengo mucha fé a este equipo.

¿Qué cambió en la planificación con la llegada de Trelles tras la lesión de Bascou?

Ofensivamente a la hora de mirar el tiro de tres puntos es una amenaza mucho más peligrosa Martín, que va a tener que dar el salto defensivo que era lo que nos daba el Rana. Está listo para dar ese paso para convertirse en un jugador de Liga.

¿Qué le puede aportar un jugador con pasado de selección como Hernando Cáceres?

Nando nos da un salto de calidad enorme. Se dio que tenemos varios jugadores que se conocen entre sí, y vio el armado de un grupo donde iba a estar cómodo y donde va a tener un lugar importante en la rotación y en la estructura del equipo. Con eso logramos seducirlo, estamos muy contentos de tenerlo.

¿Qué nos podés decir de los extranjeros?

Harrison es comprobado en el medio, nos va a dar un salto de calidad, es muy bueno tenerlo con nosotros. Babovic surgió de una comunicación con un entrenador serbio, pregunté por algún jóven que quisiera hacer experiencia en sudamérica y me lo recomendaron. Me mandó el video, si bien es desconocido, en las selecciones formativas estuvo siempre hasta la Sub 20 que es notable. Es muy inteligente, técnicamente es bueno, pasa bien, tira bien. Si esperamos 40 puntos que se ponga la pelota abajo del brazo y los salte a todos no va a pasar, es un jugador de básquetbol que nos va a aportar en su rol. A Marquez Letcher-Ellis lo vi en vivo en Las Vegas, es muy atlético, tiene un potencial para jugar muy bien si se acomoda y entiende lo que queremos.

¿Con qué estás conforme y qué queda ajustar para el arranque de la Liga?

Nos falta rodaje y jugar entre nosotros. En el resto no tengo mucha cosa para quejarme. Lo que pasó se dio así, estamos buscando el conocimiento entre los jugadores para llegar lo mejor posible a la semana que viene.

¿Qué lugar van a tener los jóvenes en el plantel?

No tenemos Sub 23 muy grandes compitiendo, son más juveniles y cadetes que son los que yo tengo desde mini. Tuvieron una participación en el arraque de la temporada y estamos muy conformes con ellos porque se adaptaron bien. Tenemos a Lucas Boscas y a Bruno Mazzoni, en lo posible buscaremos darle minutos aunque para ellos ya es un salto estar entrenando a este nivel. Si queda el hueco ellos se lo podrán ganar porque yo soy pro de poner a los chicos del club.

¿Qué diferencias hay en la planificación para una Liga?

Después de El Metro estuve un año sin dirigir en mayores, aproveché ese tiempo para mejorar, estudiar e intentar aplicar cosas nuevas. Recién ahora nos estamos chocando con tener tres extranjeros a disposición y otro tipo de fichas. Estamos haciendo el mismo trabajo, avanzado con nuevas cosas. Pero sintiendo el basquet como lo sentimos nosotros. Más adelante en el tiempo cuando pase la Liga, te podré decir mejor que cambios noté.

Vos eras chico y Jauri o Pablo López ya estaban dirigiendo finales de Liga. Te va a tocar enfrentar a un montón de entrenadores con mucho prestigio, ¿cómo te lo imaginás?

Es un motivo de orgullo estar en este lugar, es de privilegio y uno nunca sabe cuanto va a poder estar ahí. Ojalá que mucho tiempo y que sea muchas más veces. Hay que intentar disfrutarlo. Crecí, me crié e hice los primeros cursos viéndolos a ellos. Intentar hacer lo mejor posible con Guzmán Conte y Nicolás Arregui. Vamos a respetar a otros entrenadores en algunos casos hasta con admiración hacia ellos, pero confío en mi equipo de poder hacer buenas actuaciones y ser competitivo.

¿Cuánto puede ser de desafío este año para tu carrera?

Muchísimo, es una gran oportunidad de dar el salto. Si bien en el Metro nos fue bárbaro, esto no va  a ser lo mismo. Lo quiero aprovechar al máximo para que le vaya bien a Capitol, si eso se da, me va a ir bien a mi.

¿Qué objetivos tienen para la temporada?

Dejar a Capitol en la Liga. Es bien claro. Obviamente después tenemos la ambición y la fe de que cada noche tengamos la chance de ganarle al equipo que se nos ponga enfrente. Si después hay más, mejor. En El Metro pudimos sorprender, hay que laburar callados e ir cumpliendo metas.

¿Cómo viste el fixture?

Me parece bastante justo que se juegue dos rondas y que a todos nos toque ir a todas las canchas. En ese sentido tampoco me parece que vaya que influir tanto porque es largo.

Capitol tuvo algunos problemas organizativos en El Metro que lo llevaron a perder puntos, ¿cómo se prepara el club desde ese lado para profesionalizar esos aspectos?

He notado esfuerzo económico y dirigencial para todas esas cosas. Hay reestructuras en el club, en los vestuarios y en la cancha. La Liga le está dejando algo a Capitol que ojalá dure a través de los años. Se dio un paso adelante, esperemos no perder ningún punto como en años anteriores, estoy seguro que no va a pasar.

¿Cómo se está viviendo la previa en el barrio?

Se está viviendo con mucha alegría. Están con expectativas, ojalá se pueda disfrutar de la Liga porque queremos regalar alegrías desde adentro de la cancha. El primer partido va a estar divino, la cancha llena, sé que están armando alguna movida. Dentro de la responsabilidad que queremos ganar, vamos a disfrutar lo más posible.

¿Estás a favor de que los torneos sean paralelos?

Sí, tienen que jugarse en simultáneo. Se habla de que no hay jugadores y las Ligas Amateurs pagas están llenas de jugadores. Obviamente si jugamos los torneos en paralelo no va a pasar que en el primer sea todo positivo. Va a bajar los primeros años, pero a la larga jugarse al mismo tiempo va a levar a que haya más entrenadores, más jugadores, más prensa, más todo, se va a masificar a la hora de jugarlo. Se ponen excusas quizás y no copiamos lo que tenemos cerca en Argentina. Se pueden armar equipos competitivos con gente jóvenes o de Formativas. Allá con 17 años están entrando. Los del interior del Uruguay que vienen a Montevideo se destacan porque ya jugaron con mayores. Sería un cambio importantísimo que tenemos que hacer. Así y todo, como se está jugando, yo veo que se está elevando el nivel, no es lo mismo que antes.

¿Cómo viste la incorporación de tres extranjeros a la Liga?

La vi bien, elevó el nivel. Con tres extranjeros si vos encontrás bien los roles podés emparejarte con todos equipos a pesar de que haya diferencias de presupuestos.

¿Cómo soñás tu primera Liga?

Primero salvándonos del descenso, meternos lo más arriba posible, y un lindo sueño sería poder jugar Playoffs.

Un mensaje para la gente de Capitol…

Que disfruten la Liga. Sabemos que nos van a acompañar. Nosotros vamos a dejar el 100% todos los días para dejar a Capitol en la Liga. Ojalá podamos regalarle la mayor cantidad de alegrías posibles.