El pato derrotó cómo local a un duro conjunto aguatero que lo tuvo en jaque hasta faltando 5 minutos de juego a pesar de la distancia en la tabla y sigue volando en la parte alta.

Biguá comenzó con Dennis Blazina, Manuel Saavedra, Ángel Arévalo, Sebastián Noceda y Mauricio Arregui. Por su parte Aguada con Ignacio Castro, Agustín Ramírez, Ignacio Núñez Nahuel Santos y Kevin Batista.

El comienzo del partido en Villa Biarritz fue de trámite parejo, Biguá jugando al 5×5 estacionado y Aguada corriendo la cancha. Ignacio Castro y Agustín Ramírez llevaban la bola en la visita en cada corrida y eran los encargados de terminar las jugadas. Por el lado del pato Sebastián Noceda y Mauricio Arregui eran los más calientes, sobretodo en la pintura donde le sacaron ventaja a Kevin Batista donde se notó su falta de básquet luego de más de dos meses sin jugar por una lesión. El pato siguió jugando un básquet más en posición y moviendo la bola en velocidad, eso sumado a los errores en el traslado de balón aguatero le permitió al pato cerrar el primer cuarto 32 a 18.

El segundo cuarto arrancó cómo terminó el primero, Biguá siendo más efectivo y Aguada equivocando caminos en ataque con Nahuel Santos bastante errático en el traslado. La pintura seguía siendo del pato con Marcos Geller dominando y hasta animándose a volcar la pelota. El reingreso de Castro en Aguada le dio otro aire al equipo, sumado a los buenos minutos en la pintura de Thiago Pedrozo que lo llevó al rojiverde arrimarse en el marcador. Pero Biguá una vez más levantó la intensidad en la defensa y obligó a cometer errores en el ataque visitante. El cuarto se cerró con un doble y falta de Geller sumado a un triple sobre la bocina de Santiago Corbo para dejar al pato arriba por 55 a 42.

Aguada salió con una cara completamente diferente al tercer cuarto, más aguerrido en defensa y certero en ataque. Castro llevaba la batuta del equipo bien acompañado por Pedrozo y Santos. El equipo remaba y remaba colocando un parcial de 15-6 en los primeros 5 minutos del tercer cuarto pero Biguá llegaba con más resto físico al final de cada cuarto. De la mano de Dennis Blazina el pato comenzó nuevamente a sacar una pequeña luz de ventaja, rompimientos al aro del número 1 le permitían goles fáciles o en todo caso ir a la línea. El tercer cuarto se fue 74 a 65 para el pato.

El cuarto final tuvo de todo, palmas, gritos y pitazos que hasta varias veces desconcentraron a los jugadores provenían de la cancha aledaña, donde se estaba disputando un partido de Vóley femenino también del equipo de Biguá. Aguada volvió a arrancar mejor bombas de Santos y nacho Núñez, más un doble de Ramírez volvían a poner un parcial de 8-0 en el primer minuto y medio del cuarto que provocaba un minuto de Pablo Ibón y dejaba a los aguateros a solo un punto 74-73.

Pero un triple de Santiago Corbo despertó a los locales que de la mano de Soto, Arregui y Blazina metió un parcial de 16-4 que terminó de liquidar el juego a su favor, por más que el aguatero nunca bajó los brazos el partido se quedó en Villa Biarritz y el resultado final fue de 101 a 93.

La figura del encuentro fue Mauricio Arregui con 24 puntos y 10 rebotes seguido por Dennis Blazina con 22 unidades, 5 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y una pérdida.

En Aguada se destacó Nahuel Santos con 22 puntos, 2 rebotes y 2 robos, seguido por Agustín Ramírez con 18 unidades, 5 rebotes, 3 asistencias y 3 robos.