El banco de Peñarol fue una de las claves en el ascenso de Peñarol. Hablamos con Imanol Asaravicius y Damián Blazina, claves del equipo aurinegro viniendo desde el banco.

Imanol Asaravicius

A la hora de hablar del desarrollo del partido, comentó: “Fue un partido durísimo, costó pero salió. Todos los partidos contra ellos fueron muy complicados, Cordón fue un gran rival pero nosotros aprendimos de nuestros errores y hoy nos llevamos la victoria”.

A su forma de ver, las claves del triunfo fueron: “Que todos defendimos como perros, cada uno entendió su rol, en los malos momentos todos fuimos para adelante y en definitiva este grupo sabía que si estábamos todos unidos iba a ser muy difícil que nos quitaran el triunfo. Quiero felicitar a Cordón por el gran rival que fue, al que por suerte le pudimos ganar”

Para Peñarol, el regreso a la primera división del básquetbol uruguayo fue un camino lleno de obstáculos: “Eso le da un gusto especial a este ascenso. Es algo que hablábamos en la diaria: sabíamos todo lo que había pasado pero al mismo tiempo no tenía sentido bajar el ánimo y la confianza por todas las situaciones que sucedieron. Nos pusimos más fuertes y logramos algo muy muy bueno”

Por último, habló de lo que significa para él entrar en la historia de uno de los clubes más importantes de Uruguay: “Es algo que uno lo pensó y ahora que se logró ojalá sea el primer paso de muchos de Peñarol que no sea sólo grande en Primera sino grande en América también. Peñarol es un club gigante y se merece la gloria siempre. Ojalá sea el primer paso de muchos”.

Damián Blazina

Sobre sus sensaciones en este año de competencia con el aurinegro dijo: “Por el año feliz, pero la sensación ahora no es de tanta felicidad cómo me hubiera gustado. Perderme las finales ha sido un golpe duro pero por suerte mis compañeros lo sacaron adelante, los apoye a morir desde afuera y el orgullo por cómo jugaron y lograron esto es mayor todavía”.

El objetivo de Peñarol se cumplió, el ascenso está decretado. Tal vez no como el equipo quería, como campeones pero se dejó al equipo en la Liga: “Lo primero era lograr el ascenso, si se daba cómo campeón mejor. Pero creo que si no hubiéramos tenido alguna de las complicaciones que tuvimos en todo el torneo, porque fueron demasiadas, podrías repartirlas en varios equipos y no solo en uno, creo que se podía haber dado el campeonato. Pudimos estar fuertes de cabeza, levantarnos para no bajar los brazos y conseguir el objetivo principal que era esto”.

Desde afuera un jugador lo sufre más por la impotencia que le genera no poder ayudar a sus compañeros, a esto agregó: “Te pones el triple de nervioso, pero hay que alentar más que nunca, no tratar de meterse en el partido que para eso esta el cuerpo técnico”.

Con respecto a su lesión y de cara a su futuro dijo: “Primero pasa por saber bien que es lo que tengo, la resonancia magnética la tengo el miércoles. Eso me dirá qué es y cómo es la recuperación para saber cómo enfrentar la DTA”.