Luis Scola se marchará de China luego de el exuberante desempeño que tuvo en el Mundial. Su nuevo destino estará en el viejo continente.

El ala-pivot de 39 años y 2.04m de altura, que fue figura de la selección argentina en el pasado Mundial de China, dejará a su equipo del propio país asiático (Shanghai Sharks) para regresar al básquetbol europeo, más precisamente a Italia, donde se incorporará al Olimpia Milano, equipo que supo defender Esteban Batista en la temporada 2015/16.

La leyenda de la vecina orilla disputó diez temporadas consecutivas a alto nivel en la NBA, donde supo vestir las camisetas de Houston Rockets, Brooklyn Nets, Atlanta Hawks, Phoenix Suns, Indiana Pacers y Toronto Raptors, llegando a alcanzar promedios de 18.3 puntos 8.8 rebotes y 2.5 asistencias en 32.6 minutos de juego por encuentro.

Pese a su larga edad, se convirtió en figura de la milagrosa selección argentina que logró llegar a la gran final del Mundial, venciendo a grandes potencias como Serbia o Francia, combinado ante el que “Luifa” brilló con 28 puntos y 13 rebotes, siendo fundamental para tener la posibilidad de disputar la final del mundo, donde se toparían con una selección española con viento en la camiseta, que finalmente se quedaría con el título, dejando la medalla de plata colgando del cuello argentino. Sin embargo, Scola cerró el que seguramente fue su último mundial con promedios de 17.9 puntos, 8.1 rebotes y 1.8 asistencias en 29.5 minutos de juego por cotejo.

De esta manera, el astro argentino se unirá al equipo italiano de cara a la próxima temporada de Euroliga y Serie A, buscando mantenerse a un alto nivel, con la mira puesta en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.