La tradicional ronda de notas a entrenadores de la DTA llegó hasta el Prado de Montevideo, donde tuvimos la oportunidad de charlar con Maximiliano Díaz, nuevo director técnico de Albatros, con una historia de apego al club y la ilusión de tener su primera oportunidad en mayores.

Esta será tu primera oportunidad como entrenador en primera división, ¿cómo te sentís al respecto?

Estoy muy agradecido con el club por haberme dado esta oportunidad, también porque ya me han dado otras chances años atrás, como por ejemplo el pasado Sub23. Se espera con mucha incentiva el comienzo del torneo, para empezar esta nueva experiencias, junto con Matías (Bueno), con quien vamos a trabajar en conjunto, y creo que puede ser un gran torneo para todos.

Llevas cuatro años dirigiendo categorías formativas de Albatros, ¿Cuál es tu apego al club?

Yo llegué al club con quince años a jugar, soy hincha, me formé acá. Los tres niveles del curso los hice con el club, o sea que me abrieron las puertas en todo sentido. Por otro lado, creo que es diferente entrenar a un equipo de primera que a nivel de formativas, porque uno años atrás venía, se sentaba en la grada a ver los partidos y era un hincha más, pero ahora hay que separar un poco el tema del hincha y ser un profesional.

¿Qué significa para vos tener la posibilidad de dirigir al equipo del que sos hincha? ¿Es más complicado?

Es complicado, pero creo que es parte de las tareas como entrenador profesional, saber diferenciar y separar, es decir, uno se forma para llegar a esto, y parte de la formación es aprender a separar los momentos. En las definiciones de los partidos uno tiene que tener la cabeza metida en el juego, y en el resultado final después. Concentrarse en las situaciones minuto a minuto.

¿Cómo fue el armado del plantel? ¿En qué te basaste para ir a buscar jugadores?

El club, como todos los años, en lo económico no tiene un gran aporte para hacer a nivel de traer jugadores de peso y demás. Este año se optó por hacer una limpieza de lo que era el plantel mayor del año pasado, porque no rindió ni gustó, y creo que este año se apostó más a la gente joven, que es para lo que yo considero que debe estar este torneo, para los Sub23 que no tienen chance en liga o no pueden jugar Metro, y entonces decidimos apostar a eso, a la juventud, a ser intensos, a traer muchos chicos que han andado bien a nivel del torneo Sub23 y que pueden dar una mano en DTA.

¿Las bajas de Masner y Robaina fueron golpes duros para el equipo?

Sin dudas que sí. Sobre todo a nivel de preparación fueron bajas importantes, ya que son dos jugadores de nombre a nivel de tercera, que tienen bastante experiencia. Lamentablemente por distintos temas personales se tuvieron que bajar, pero confiamos plenamente en los muchachos con los que contamos hoy por hoy, que tienen un hambre tremenda por ganar y hacer un buen papel a nivel de mayores.

Sin embargo, pudieron reemplazarlos con jugadores como Izarrualde, Prego y Flores ¿Crees que alguno puede destacar en este nivel?

Creemos que Facundo (Izarrualde) puede dar una gran mano, porque es un chico inteligente, que además tiene buenos dotes técnico a nivel individual. La idea que tenemos con él, Flores y Prego es que todos sumen y que logremos ser un equipo entero tirando para el mismo lado. Si le toca destacar a alguno, bienvenido sea. Si le toca hacer treinta puntos a Facundo y que nos vaya bien a todos espectacular, pero sino que el equipo funcione como uno para poder alcanzar los objetivos planteados.

¿Cuál es ese objetivo colectivo para esta temporada?

El objetivo principal es mejorar la campaña del año pasado. Está claro que tenemos que ir partido a partido, ya que cada uno para nosotros va a ser una final. Hay un gran nivel este año en tercera, se elevó muchísimo más en comparación a los últimos años, de hecho creo que hay dos equipos por encima del resto y otro escalón más abajo van a estar todos los equipos peleando por el ascenso. Sin embargo, lo principal para nosotros es mejor la campaña del año pasado, y obviamente tratar de meternos en Playoffs y hacer algo grande por el club.

¿Pensas en hacerle frente a equipos candidatos como Auriblanco, Urupan, Olivol Mundial y demás?

Nosotros vamos a salir a pelear cada partido de igual a igual, con nuestras virtudes y tratando de aprovechar las desventajas que encontremos en nuestros rivales, tratando de pegar en los puntos débiles para hacernos fuertes. Es claro que si nosotros no somos intensos a nivel defensivo no vamos a poder alcanzar los objetivos que tenemos, porque la mayoría del equipo tiene muchas más virtudes a nivel individual, pero creo que podemos formar un lindo equipo a nivel colectivo, que pueda dar varias sorpresas por lo que se pronostica en el uno a uno. Nosotros, como cuerpo técnico, confiamos al firme en nuestros jugadores y lo que vamos a salir a proponer.

¿Cómo conformaste tu cuerpo técnico?

En realidad, en ese sentido, el club este año apostó a traer gente oriunda de la institución. Matías (Bueno. Ayudante técnico) ya ha dirigido años atrás en tercera y fue jugador de Albatros. Yo también hice todas las formativas y soy entrenador a nivel de formativas desde hace cuatro años ya, así que creo que es una buena apuesta del club, darle la chance a gente de la casa.

¿Cómo pensás manejar el dirigir pre-mini, mini y, al mismo tiempo, al plantel de primera en la DTA?

Con respecto a eso, creo que no estaba en mis planes esta oportunidad, ya que tampoco era un objetivo personal para este año dirigir en primera, surgió de la nada, y uno no puede decirle que no a este tipo de chances, que además del resultado puede ser una gran experiencia para sumar. Pero sí, igualmente mi idea principal en este momento es seguir formando gurises a través del básquetbol, ahora con pre-mini y mini, que son dos buenas generaciones, de buenos chiquilines, y siempre se aprende mucho con ellos, pero además es otro tipo de enseñanza que dar, porque en primera uno busca más el resultado que otra cosa, pero en formativas la idea es educar y formar a través de la pelota.

¿El estar metido en las formativas te permite tener la posibilidad de observar más jugadores para, quizás, darles la chance en algún momento de estar en el plantel principal?

Claro que sí, esa fue otra de las apuestas del club al convocarme a mí también en el plantel, a nivel de directiva, porque yo conozco a todos los juveniles que juegan hoy en día desde hace años, y eso también permite que uno pueda dar chances y sepa de qué manera utilizarlos dentro del primero.

¿Te sirvió haber sido ayudante técnico en DTA hace un par de temporadas atrás?

Sin dudas que ese año que dirigió Luis Pérez me sirvió  un montón a mí. Aprendí todo el tema de ver, analizar el juego, hacer scouting de los rivales. Si bien yo no era entrenador y estaba haciendo el curso, creo que, en cuanto a la práctica en cancha, me sirvió muchísimo, porque aprendes también a ver y notar mejor los detalles para lograr perfeccionar más el juego del equipo.

¿Ya tienen un plan de juego establecido, de cara al comienzo del campeonato?

Sin dudas la mayor arma que vamos a tener va a ser la defensa, tratar de bajar el goleo de todos los rivales lo más que se pueda. La ventaja de tener tanta gente joven es que podes presionar todo el tiempo, y ellos se adaptan más rápido también a una presión, un cambio en el sistema, o lo que sea que se modifique durante el partido. A nivel ofensivo vamos a tratar de contraatacar, de encontrar goles a través de ataques rápidos, y sino plantarse mano a mano y jugar uno por uno.

¿Cómo viene siendo la pretemporada, ya llegando a las últimas instancias antes de comenzar el camino en busca del ascenso a El Metro 2020?

Nosotros comenzamos con la pretemporada a mitad de agosto, entrenando de a poco hasta setiembre que empezaron a llegar los que venían de otros equipos, así que íbamos viendo, se iban sumando jugadores al plantel con el paso de los entrenamientos, que nos gustaban a nosotros y que queríamos porque sabíamos que tenían chance de aportar en primera, y ya estamos en la recta final, delineando los últimos detalles a nivel táctico para comenzar el torneo de la mejor manera posible.

¿El plantel está cerrado o aún puede haber una última incorporación?

En principio estamos cerrados, aunque siempre dejamos la puerta abierta a una ficha de peso para la divisional, cómo podría ser un interno que destaque, pero si no llega nadie vamos a jugar con el plantel que tenemos, porque confiamos plenamente en ellos, son chicos que realmente quieren y lo hacen por la camiseta en realidad, porque no tienen una remuneración salarial buena como quizás tendrían en otros equipos, y los objetivos acá son pensando en el día a día, para poder crecer. 

¿Ya tenés un quinteto definido de cara al inicio del torneo?

En principio la realidad es que todos pueden jugar, si digo un quinteto sería injusto con otros jugadores, porque hoy por hoy todos corren con chances de ocupar esos lugares. Aún no está definido quien juega y quien no, es algo que se irá viendo con el correr de los partidos.