Biguá derrotó a Goes Plaza de las Misiones y selló su clasifiación a las semifinales del Torneo Sub 23, en su Serie Liga. Una vez finalizado el encuentro, charlamos con Ángel Arévalo, una de las figuras del elenco de Villa Biarritz.

Comenzó contando lo que significa para el equipo haber logrado sellar el pase a Playoffs con dos fechas de anticipación: “Por suerte pudimos sentenciar este partido. Sabíamos que iba a ser difícil, jugar en la cancha de Goes nunca es sencillo, sabemos que es un equipo complicado y nosotros recién estamos rearmando el equipo con los jugadores que vienen del Metro, y es una alegría haber podido sentenciar un año más la entrada a Playoffs”.

“Creo que hoy cada uno tuvo su buen momento y siempre tratamos de pasarnos la pelota, envés de apostar a las individualidades. La verdad es que contamos con muy buenos jugadores y si seguimos jugando así, en equipo, podemos llegar a hacerlo muy bien”, agregó.

Goes tuvo momentos de lucidez en los que lastimó constantemente al “Pato”. Sobre todo en el segundo cuarto, cuando se llegaron a poner a dos. Debido a esto, contó lo solicitado por el entrenador (Pablo Ibon) durante el descanso largo: “Dijimos que teníamos que poner un poco más de intensidad y aguantarla en las corridas de cancha. También que volviéramos a jugar en el poste bajo, ya que somos un equipo más alto que ellos y habías logrado sacar buena diferencia ahí. “

Luego, al referirse a su desempeño en la noche de miércoles y su rol en el equipo, comentó: “Por suerte se me dieron las cosas, se me dio la oportunidad de que la pelota entrara. En el básquetbol hay veces que entra y veces que no, pero estoy entrenando día a día para poder mejorar y demostrar que estoy preparado para jugar. Hoy por hoy me siento muy cómodo en el Sub23, siento que puedo aportar en todo, que puedo ayudar al equipo anotando, bajando rebotes, asistiendo, defendiendo o lo que se necesite. Me siento un jugador bastante completo y por surte el equipo también me ayuda mucho en algunos momentos de baches, que son normales en el básquetbol, pero siempre nos apoyamos los unos a los otros y logramos salir adelante”.

“Hoy por hoy el entrenador me pide que haga lo que más me gusta, que es correr y tirar. Nosotros jugamos a eso y creo que se me da bastante bien el tema de tirar de tres, que es lo que más me gusta, y con la defensa justa también suelo penetrar, es algo que también me gusta hacer y creo que lo hago bastante bien”, continuó diciendo, sobre su rol y forma de juego.

En el último cuarto Biguá arrolló a su rival en todos los ámbitos, sobre esa gran ráfaga de Showtime liego de que el misionero se pusiera a uno, dijo: “Creo que entramos con una mentalidad arrasadora de querer llevarnos el punto desde el primer minuto, y el básquetbol es así, hay veces que tenés momentos altos o momentos bajos, y cuando pasamos por un mal momento Goes aprovechó y se nos vinieron arriba, pero por suerte en el último cuarto se nos dieron mejor las cosas, las pelotas empezaron a entrar y pudimos sacarlo adelante”.

También se refirió a las incorporaciones de jugadores que llegan luego de disputar El Metro en distintos equipos: “Sin dudas que tienen muchísimo que aportar, Joaquín (Jones) es un jugador muy talentoso, que lastima mucho en el uno por uno, pero además sabe abrir el juego cuando el rival salta a la ayuda y nos permite tomar tiros abiertos a los demás. Mauri (Arregui) también me parece una muy buena incorporación, es un pivot determinante, y cuando vuelvan Martín (Rojas) y Charlie (Couñago) vamos a tener un muy buen cuadro”.

Posteriromente pensó lo que se les puede venir en Playoffs: “La verdad es que hay grandes equipos en Playoffs este año, va a ser muy complicado. Creo que Malvín tiene un gran equipo y es uno de los más completos, también está Sayago, que ha tenido un muy buen año, pero aún así creo que nosotros estamos a la altura y podemos ser grandes rivales para ellos y asimismo grandes candidatos al campeonato, ya que el año pasado no pudimos ante un gran rival cómo es Malvín, pero este año se nos tiene que dar”.

Sobre el acabar la fase regular en las primeras posiciones luego de lo que significó la sanción, con quita de puntos incluida, y la posibilidad de alcanzar la punta del torneo, contó: “Sinceramente no parecía una posibilidad, después de la sanción pensamos que se nos venía abajo todo el campeonato, tuvimos un pequeño susto ahí, pero por suerte pudimos apelar al fallo y que nos sacaran un punto solo. Aún así, no lo habíamos pensado en ningún momento, pero mejor para nosotros si logramos llegar a lo más alto, porque hicimos todo lo posible para revertir esa situación y sería un lindo premio”.

En cuanto al objetivo desde el principio del torneo y la chance de la revancha, comentó: “Sin dudas que el objetivo era y es el campeonato. El año pasado nosotros pensábamos que lo íbamos a ganar. Nuestra mentalidad cambió muchísimo, este año estamos cien por ciento decididos a llevarnos el torneo Sub 23, ya que hace dos años lo venimos peleando, y desde principio de año nos venimos diciendo que hay ganarlo, que hay que ganarlo, y estamos pensando en eso todo el tiempo. Yo creo que se nos va a dar, todo depende de nosotros”.

Para cerrar, con las luces del recinto misionero apagándose, imaginó una hipotética nueva final ante Malvín: “Sería muy lindo. Es un equipazo, tiene jugadores de muchísima calidad y, aunque tenga algunos jugando en Argentina y no esté con el plantel completo, cuenta con otras individualidades que han mejorado mucho a lo largo de los años, pero nosotros también tenemos lo necesario para hacerles pelea, y yo espero con ansias esa instancia, porque desde el año pasado que la estamos esperando ya”.