Con la defensa como premisa, Malvín derrotó con categoría a Sayago por 87-69 y sube a lo más alto de la tabla.

El hermoso clima primaveral y los equipos, ambos con tan solo cinco derrotas en 20 juegos, invitaban al Canil y prometían un partidazo. El dueño de casa saltó al rectángulo con Marcio Rivas, Bruno Acosta, Juan Cabillon, Rodrigo Coelho e Ignacio González. Por su parte, los dirigidos por Nicolás Díaz hicieron lo propio con Mateo Dogliotti, Emiliano Bonet, Gabriel Torales, Felipe Martinis y Tomás de León.

La naranja fue al aire y el arranque no defraudó. La defensa alta de ambos conjuntos  mermó en los primeros minutos y dio paso a un goleó alto. La visita golpeó primero con Dogliotti a la cabeza y penetrando constantemente para irse cuatro arriba. El ingreso de Nicola Pomoli y Elijah Wendel le cambió la cara al equipo, que de la mano de éste primero cargó la pintura y convirtió desde la línea para pasar al frente y dominar al cierre del primer chico, 24-21.

Al regreso, Horacio Martínez puso un equipo mucho más alto que el del rival y en este aspecto sacó ventaja, ya que ganó rebotes ofensivos y anotó de segunda oportunidad, ante un elenco de Ariel y la vía que jugó apurado, muchas veces sin pensar y perdió el balón rápidamente. De esta manera el playero abrió la máxima de siete unidades y obligó al minuto de Nicolás Díaz. Tras esto vino una reacción que se vio tapada por errores ofensivos del rojo que lo llevaron al vestuario 37-31 abajo.

Temprano en el complemento los de la Avenida Legrand salieron a liquidarlo. Con Pomoli y Coelho liderando las acciones, colocaron un 12-4 para abrir 14 de renta y cobrar cierta tranquilidad. A partir de ahí el local hizo todo bien. Con una defensa extendida que terminaba en una zona muy cerrada obligó a Sayago a probar desde el perímetro, sin éxito, para de esta forma mantener la diferencia e irse al cierre del juego 59-46 arriba. Coelho le bajó la cortina al partido con nueve puntos consecutivos, para consagrarse como la figura y dejar el punto en casa. Fue victoria playera por 87-69.

Rodrigo Coelho fue el goleador del triunfador y del partido con 28 unidades, seguido por Nicola Pomoli con 17. En la visita, Tomás de León cerró con 16 puntos, secundado por Mareo Dogliotti con 14.