Otro de los lujos que nos regaló el NBA G-League International Challenge en el Antel Arena fue la presencia de Greivis Vásquez. El internacional con la selección venezolana y que carga a cuestas con siete temporadas en la NBA, hace tres años que no juega por una seguidilla de graves lesiones en su tobillo derecho. El ex New Orleans, Toronto y Milwaukee, entre otros, estuvo en Uruguay y se tomó algunos minutos para dialogar con Basquet Total de absolutamente todo, incluido el momento del basquet uruguayo y su futuro deportivo.  

Las primeras reflexiones de Greivis fueron sobre el torneo y si el espectacular marco del Antel Arena: “Estoy muy contento de estar aquí en Montevideo, en un Antel Arena que no tiene nada que envidiarle a ningún arena de la NBA. Yo pienso que Uruguay está haciendo las cosas muy bien a nivel del baloncesto. Tienen la infraestructura necesaria, hoy estuve en el Centro de Alto Rendimiento (CEFUBB) y es algo que no existe ni en Venezuela, ni en Argentina, ni en muchas otras partes de Sudamerica donde también se juega un muy buen nivel de baloncesto. Esto muestra que Uruguay está liderando una región que necesita más apoyo para el baloncesto. Tenemos a Argentina que juega una final del Mundial y estuvo a punto de ser campeón, tenemos que seguir incentivando el baloncesto en Sudamerica, hay que seguir apoyando y creo que eventos como este y que la G-League esté haciendo algo aquí en Uruguay tiene un significado muy grande”.

A propósito de lo que puede aportar la infraestructura, Vásquez también cree que así se puede arrimar más gente al deporte naranja: “Haciendo este tipo de entretenimientos se acerca la gente al baloncesto. El deporte es un entretenimiento y si tu traes entretenimiento de calidad como este la gente se va a comenzar a animar, sobre todo los chicos. Es difícil competir contra el fútbol, pero cuando ganás partidos y cuando te das a conocer y comercializás bien, hacés un buen mercadeo se puede. Esta inversión del Antel Arena no es de hoy para mañana. Vamos a ver que pasa de aquí a 7, 8, 10 años. Las cosas van a cambiar y para mejor, sobre todo para el baloncesto”.

El venezolano refirió unas palabras también hacia Santiago Vescovi a quien conoció personalmente: “Santi tiene un gran futuro, un futuro brillante en el baloncesto colegial. Lo que más me gusta de Santi es que no tiene miedo y es muy humilde. Hoy (viernes) me llevó a un partido de la NBA Academy de Latino America, es una gran persona y por eso creo que va a tener mucho éxito como basquetbolista. No solo es un gran jugador sino que es una mejor persona”.

Finalmente se refirió a su situación personal, debatiéndose entre estar dentro o fuera del rectángulo, el venezolano con más puntos en la NBA aún no tiene claro su futuro, pero sueña con seguir jugando: “Aún no anuncié mi retiro. Firmé un contrato con los New Orleans Pelicans por un año, voy a ser el Top Assistant de los Erie Bayhawks (equipo filial de los Pelicans en la G-League). Quiero experimentar esta nueva etapa porque aún me falta una operación más en el tobillo y después veré que pasa. Es muy difícil retirarse así cuando aún tienes mucho baloncesto”.