En Básquet Total continuamos viviendo la previa al inicio de la Liga. La ronda con los entrenadores sigue y en este caso fue el turno de Germán Fernández, que vuelve al ruedo tras algunos años y estará al mando de Trouville.

¿Cómo ha sido la preparación de cara a la Liga Uruguaya?

La preparación arrancó hace aproximadamente dos meses con las fichas que íbamos contratando y los juveniles. De a poco fuimos sumando más jugadores, el último extranjero llegó hace algunos días y la ida de Anthony Dandridge al equipo de la G-League nos hizo retrasar un poco pero hemos entrenado dos meses sin problemas y el equipo está bien.

¿Cómo te sentís en tu llegada al club?

Me siento bien, tengo todas las condiciones de trabajo y una predisposición a construir y trabajar en conjunto importante. El hecho de que esté Edgardo Otatti como coordinador y Pablo Morales como coordinador de formativas y además sea mi ayudante técnico, sumado al trabajo de años de Pablo Cabot hacen que el conocimiento ya esté bastante aceitado, fue bastante fácil mi incorporación.

Hace unos años no dirigías, ¿que te llevó a tomar la decisión ahora de volver?¿Por qué no se había dado antes ?

Si bien tuve la posibilidad varías veces en estos años de tomar equipos, fue la primera vez que pude agarrar un equipo desde la primera instancia. Mi trabajo extra basquetbol me generaba ciertas dificultades en la logística para poder dirigir y hacer las dos cosas de buena manera. Hoy en día lo puedo hacer, Trouville me dio tiempo para organizarme y por eso estoy hoy acá. A su vez, el proyecto del club donde hay una idea de proyectar jugadores del club también me pareció que era muy interesante y me llevó a tomar la decisión.

¿Estás conforme con la conformación del plantel?

Sí, estoy conforme. Va de la mano con el proyecto del club, cuando se me planteó la posibilidad de dirigir quería un equipo donde haya gente joven y los jugadores del club tengan su espacio. Con el aporte que se puede hacer con Marcos Marotta desde el liderazgo, jugadores jóvenes como Álex López, Fausto Pomoli y Gonzalo Iglesias, con los jugadores del club buscamos una buena química. Luego, con extranjeros de experiencia que nos den el respaldo a esa juventud.

Este año van a tener una mayor consideración jugadores como Manuel Mayora, Santiago Massa y Federico Soto, ¿Como los ves?

Están en etapa de desarrollo. El hecho de haber jugado el Metro y ahora la Liga los hará crecer y aprender que es lo más importante para ellos en este momento. La conformación del plantel hace que vayan a tener minutos, se lo han ganado a base de trabajo en estos años. Manuel Mayora el año pasado ya fue el base de recambio, Santiago Massa ya ha tenido minutos y Federico Soto hizo un gran Metro. Sabemos que el nivel se eleva y ellos tienen que dar un plus y tienen que volver a adaptarse a su rol en Trouville, cuando en el Metro tenían un rol más protagónico. No tengo dudas que lo van a hacer y para nosotros es un placer darles este espacio para que puedan seguir creciendo y que también crezca Trouville.

¿Que tanto te perjudicó el no trabajar con ellos durante la mayoría de la preparación?

Siempre es mejor tener todo el equipo desde el inicio. El hecho de que el Metro se juegue como se juega hace que falten la mayoría de los jugadores durante un tiempo considerable. Esto afecta porque no podemos trabajar cosas que queremos hacer. Cuando uno toma los planteles ya sabe que esto sucede y además fue una decisión del club darle minutos en el Metro para que ellos lleguen con rodaje, se gana por un lado y se pierde por otro. A mi personalmente me gustaría que el Metro se estructure de otra manera para que los equipos de Liga podamos tener los jugadores desde el principio de la pretemporada.

A lo largo de la preparación han estado presente varios juveniles, ¿Que opinión te merecen ?

Los juveniles del club han hecho un gran trabajo y para nosotros son fundamentales. Son los que sostuvieron todo este proceso previo a la Liga. Saben jugar al básquet, lo hacen bien, hay una formación seria y tienen una cultura de entrenamiento que no es fácil de conseguir. La predisposición al trabajo y el cuidado personal es algo que se construye día a día y esto es un logro de todos los entrenadores de Formativas que ha tenido Trouville. La intención es que el día de mañana puedan jugar todos jugadores formados en la institución, es algo que todos deberíamos desear en un equipo de formación.

Con respecto a los extranjeros, dos de los tres ya conocen el medio. ¿Esto fue buscado?

Cuando planteamos que los jugadores jóvenes tuvieran su espacio, entendimos que era importante el traer extranjeros que ya conocieran la Liga, que supieran a qué vienen y que además tienen un muy buen vínculo entre ellos, habiendo jugado dos años juntos. No era simple tenerlos porque son jugadores codiciados en el medio, Trouville hizo un esfuerzo y los podemos tener. Esperemos que nos den dentro de sus roles la seriedad y la estructura dentro del equipo.

Sampson Cárter es el tercer extranjero. ¿Que precisás de él?

Nosotros necesitamos un 4 que pueda defender un 5 por momentos. Si bien tenemos a Fausto, entendemos que el 4 nuestro pueda defender internos fuertes. Que tenga mano de tres puntos, que sea anotador pero sobre todas las cosas que sea un buen profesional. El hecho que haya jugado muchos partidos en la Liga que también habla bien del jugador, tuvo un buen pasaje por Canadá y su carrera universitaria es bastante seria. Ojalá pueda darnos el salto de calidad en el rol ofensivo y defensivo para poder mejorarnos.

¿Cual será el estilo de juego que te gustaría que tenga Trouville?

Todos los entrenadores buscamos lo mismo. Un equipo que defienda duro, que pueda correr la cancha, que se pase el balón, algo que para nosotros es una consigna clara. Desde el primer día inculcamos que haya siempre un pase más y tire el mejor ubicado, buscando siempre la mejor opción. Nosotros tenemos diez jugadores que están prontos para jugar y eso nos lleva a que podamos ser intensos a lo largo de los 40 minutos.

¿Cuáles son los objetivos para la temporada?

En cuanto a posiciones, los tres extranjeros en la Liga determinan mucho. Nosotros somos un equipo en formación y tenemos que ver cómo vamos llevando eso y si los juveniles nos dan ese salto de calidad para dar el paso adelante. La intención es estar en Playoffs, no sufrir en zonas complejas para que el crecimiento se dé natural y lo podamos hacer sin riesgo. Una vez que logras ingresar a Playoffs, es un mano a mano y podes estar lo más arriba posible.