Santiago Vescovi tuvo enormes rendimientos en sus dos presencias junto a Uruguay Elite Team y finalizado el segundo partido se detuvo a conversar tras su vuelta al país. 

“Es mucho aprendizaje y también madurez de jugar con jugadores de muy alto nivel. Hoy no se dieron los resultados porque ellos tienen grandes condiciones y ahora a pensar en mañana”, comenzó manifestando.

Santiago viene de un básquetbol símil al de la G League y nos comentó cuál es el mayor déficit del básquetbol uruguayo: “Más que nada ellos tienen una ventaja natural, que son sus físicos. Son jugadores con mucha elasticidad, son enormes basquetbolistas y ahí está la mayor diferencia”. 

A su corta edad, el joven ya demuestra talento en la selección y gran parte del juego pasa por él: “Yo no lo veo como que tenga que pasar por mis manos. Si bien hoy perdimos, el equipo está en un momento cómodo. Ser un jugador chico que ya está en la selección es orgullo y representar a Uruguay acá en casa es tremendo orgullo”. 

Expresó su sentimiento de volver a Uruguay y fue muy agradecido con el público: “Ya tuve varias vueltas, pero es la primera vez jugando en Uruguay después de que me fui y más que nada estando en el Antel Arena con todo el público que nos estuvo alentando, es algo muy lindo. Agradecerle a toda la gente que nos vino a apoyar y a ver, quiero decirles que desde adentro también se siente el apoyo de ellos”. 

No sólo se reencontró con Uruguay, porque estuvo en el CEFUBB, dónde volvió a ver a sus compañeros de la academia norteamericana: “También fue un momento lindo reencontrarlos y verlos jugar. Fue algo raro ver a mis ex compañeros de equipo contra la Selección de Uruguay que también los conozco. Disfrute de estar allí”. 

Tras observar al grupo de la Selección U17, dejó su punto de vista: “Lo veo bastante bien. Todavía hay jugadores que faltan conocerse entre sí, más que nada. Pero hay mucho talento y también algunos jugadores que individualmente están con gran nivel”. 

Siempre con foco en su crecimiento, hizo un balance de lo que le dejó el Mundial: “El Mundial a esta altura, más que como un fan, hay que ver detalladamente qué hace cada equipo y de qué manera juegan. Me dejó mucho aprendizaje de ver cómo se juega a otros niveles. Y que Argentina haya llegado hasta ahí, pese a no ser mi país, da una parte emotiva de que un país sudamericano, que está al lado y es casi hermano nuestro juegue la final”. 

“Ahora estoy en Australia, es un cambio bastante grande. Más allá del juego, cambiar también la temperatura. Yo vengo de México, dónde el calor era elevado y pasé al frío, con eso me adapté bastante rápido. Y también es el cambio horario, que vendría a molestarme para hablar con mi familia. Pero principalmente fue una enorme variante porque en Australia hay un nivel alto, estamos creciendo todos juntos y quiero agradecerle a la Academia (NBA) por darme la oportunidad”. 

La pregunta que nos hacemos todos es qué tan lejos está Santiago Vescovi de llegar a la NBA: “La verdad es que no me comparo y no me pongo a pensar cuán lejos estoy o no. Estoy más enfocado en entrenar día a día y poder mejorar de a poco. El tiempo, futuro y mi dedicación por el básquetbol decidirán dónde me toque llegar”. 

Se aproximan más competencias de carácter internacional para la selección y consultamos por su presencia: “Como siempre digo, no va a depender de mí, va a ser decisión de los coachs o staff técnico, si ellos me citan yo voy a estar a disposición”.