Biguá derrotó 90-81 a Urunday Universitario para mantenerse prendido a la parte alta de la serie LUB.

Dennis Blazina, Santiago Russi, Joaquín Jones, Nicolás Andreoli y Mauricio Arregui arrancaron por el que ofició de local, dirigidos por Pablo Ibón. Por la visita, Jaime Yusupoff inició con Ignacio Morena, Santiago Machado, Joaquín Pascual, Federico Miller e Iván Vega.

Mejor arranque del Pato que rotó mejor la pelota ante la zona, encontrando un triple de Andreoli y puntos en la pintura de Arregui para iniciar el juego 7-0 arriba. El verde, si bien pudo romper el cero, no fue efectivo a distancia por lo que le costó anotar. Biguá, asegurando rebotes en su aro pudo correr con una buena lectura de Jones y Andreoli a campo abierto para tomar 13 de ventaja. De todas formas, el cierre del azul no fue el mejor, Urunday colocó un 7-0 en el final del chico, gracias a robos en primera línea y un doble largo sobre la chicharra de Morena para ponerse a 6 (19-13).

El Estudioso estiró el parcial a 12-0, en el que un importante triple de Pascual, lo colocó solo a 1. Si bien Jones rompió la sequía con libres, Fontes con otra bomba le permitió a los de la Avenida Suárez empatar el cotejo. Los de El Prado llevaron el juego parejo en base a sus crecidos porcentajes, pero Ibón gozó de un buen ingreso de Noceda y Arévalo para mantenerse arriba. En un cierre de primer tiempo desprolijo y con muchas pérdidas, una corrida de Arregui terminó dejando al de Villa Biarritz 34-28 arriba en el entretiempo.

Biguá repartiendo su goleo y trabajando bien colectivamente sus ofensivas llegó a recuperar dos dígitos de ventaja. Del otro lado, por momentos Urunday lo llevó rotando la bola y encontrando triples de Morena y Pascual en esquina contraria. Pero el Pato recuperó rápidamente la ventaja, cuando supo robar en primera línea y correr con Blazina. El local se vio trabado ante defensa plantada, pero disimuló esto por su eficacia defensiva para correr y por un triple de Andreoli con el que abrió 16 de distancia. La visita rápidamente lo trajo con un 7-0, aprovechando los errores de lectura y apresuramientos del rival con los que consiguió anotaciones fáciles y sacó faltas. Momento de Jones de asumir algo más en el goleo, con el que su equipo estiró más de ventaja. El final del chico fue frenético, con bomba de Russi de un lado y Vega del otro para dejar el score 63-53, favorable a los de Ibón.

Russi abrió el período con otro triple, este con un poco más de fortuna para conseguir una ventaja de 13. Pero del otro lado, Pérez de mano caliente en la noche también fue efectivo para que los suyos siguieran en partido. Mateo destacó también por su presión en primera línea junto a Fontes y recuperando pelotas, el verde se esperanzó más que nunca al encontrar un doble y falta de Miller, más una par de corridas del propio Agustín, que además colocó un libre por técnica para empatar. A 5:20 del final, un simple de Vega dejó al de El Prado por primera vez al frente en el segundo tiempo, pero Jones respondió con doble y falta tras minuto de Ibón para devolver a su equipo al frente. Miller asumió por su equipo de buena manera, mientras que del otro lado, Andreoli y Jones sostuvieron el goleo del Pato con una buena sociedad. El control a Vega en la pintura fue importante para un equipo que se quedó sin Arregui y a partir de ahí, consiguió un doble y falta de Jones en contraataque para abrir cinco a 1:38 del final. Los últimos estuvieron cargados de errores, con pérdidas de ambos lados, con una visita que se obsesionó con el tiro de tres, en el que no repitió sus porcentajes. Una asistencia de Jones a Arévalo terminó de quebrar un duro partido a favor de Biguá, que lo mantiene firme en la pelea por ingresar a playoffs.

Nicolás Andreoli anotó 19 unidades, Joaquín Jones 18, Mauricio Arregui 16, Santiago Russi 13 y Dennis Blazina 10. En la visita, Agustín Fontes convirtió 18 puntos, Federico Miller 16, Mateo Pérez 15, Iván Vega 13 y Joaquín Pascual 11.