Perris Blackwell volvió a ser figura en la victoria de Cordón ante Unión Atlética para acceder a una nueva final por el ascenso y tras el cotejo hablamos con el americano.

Respecto al encuentro y la posibilidad de jugar una nueva final por el ascenso, el estadounidense comenzó diciendo: “Fue una serie muy dura, una verdadera locura. Hoy sacamos una ventaja sobre el final pero fue muy luchado y los dos partidos anteriores también. Se siente bien volver a tener la posibilidad de pelear por ascender, tuvimos una primera chance y nos mantuvimos fuertes para lograr volver a estar en esta posición. Estoy muy contento.”

El interno también habló sobre la parte mental y cuanto pesó haber perdido las finales por el primer ascenso: “El grupo está fuerte. Nos tomó un par de partidos volver a enfocarnos y levantarnos tras esa serie. Hoy por hoy creo que ya nos sobrepusimos a lo que sucedió y nos encontramos muy enfocados en el objetivo que siempre fue ascender. Así que estamos preparados y con muchas ganas. Sabemos que ahora no hay segundas oportunidades.”  

Sobre su actuación personal y el hecho de haber disputado todo el torneo con Cordón, Perris acotó: “No cambiar de extranjero hace que el equipo se conozca más y se mantenga unido. No tuvimos ese problema de otros clubes donde debieron insertar un jugador nuevo en el equipo y hacerlo jugar rápidamente. Estoy contento con que hayan contado conmigo y también me permite sentirme cada vez más cómodo y con confianza dentro de la cancha.”

Blackwell también analizó a Peñarol, próximo rival en las finales por el último ascenso: “Es un equipo que se armó y preparó para esto, al igual que nosotros. Hay que respetarlo porque es un rival muy fuerte y que quiere lo mismo que nosotros. Debemos salir a dar todo, jugar y lograr el objetivo.”  

Para terminar, el foráneo le dedicó unas palabras a nuestro país, lugar de donde se despedirá cuando finalice el torneo para jugar en la LEB Oro de España: “La pasé muy bien. Es un país acogedor y muy agradable. Al principio me costó adaptarme al frío. Ahora empieza a haber calor y me gusta un poco más. Espero poder dejar a Cordón en primera antes de irme. Es un gran club y lo merece.”