Las finales del Metro cambiaron su fijación, debido a un acuerdo entre los clubes involucrados.

Pese a que en horas de la tarde la FUBB comunicó que las finales se disputarían en cancha de Larre Borges, un acuerdo entre Cordón y Peñarol hace que la fijación vuelva a cambiar.

Tras una reunión entre dirigencias, se decidió disputar el primer encuentro debajo del puente, en el gimnasio albiceleste, mientras que el segundo se jugará a una cuadra, en el Palacio Peñarol. Al tiempo que, en caso de necesitarse un tercer partido, será en cancha neutral. Para este último caso surgen varios escenarios disponibles, aunque en este momento el recinto de Goes es el que emerge con mayores posibilidades.

El carbonero podrá jugar cómo local en el Palacio, pese a estar cumpliendo aún una sanción, ya que en realidad estos cotejos serían en cancha neutral, pero el acuerdo entre instituciones les permite utilizar su escenario cómo normalmente lo hace.

Por otro lado, es oficial que todos los partidos se jugarán con público de ambos equipos. El primer encuentro será el próximo lunes 23/9, mientras que el segundo irá el jueves 26/9, ambos a partir de las 20:15hs.

Las entradas irán desde $160 a $320, elevando así su costo. Para el primer juego está confirmado que se le otorgarán 400 localidades a cada parcialidad.