Nicolás Catalá será la ficha innominada de Colón para lo que resta de El Metro.

 Tras la lesión de Chris Shields, el tricolor tuvo que moverse rápido para solicitar la junta médica y conseguir un sustituto. El elegido fue el alero Nicolás Catalá, quien se prepara para jugar la próxima Liga Uruguaya con Atenas.

 El oriundo de Bohemios, que debutó en la LUB 2010/11 con la albimarrón ya disputó el torneo de ascenso en el equipo de las alas negras en 2017 logrando el título y por consiguiente el ascenso, promediando 13.3 puntos, 6.4 rebotes y 1.9 asistencias en 29.1 minutos de juego por noche.

 Las últimas dos temporadas jugó en Trouville donde promedió 12 puntos, 3.5 rebotes y 1.7 asistencias en 26.1 minutos de juego. Si bien rendimiento lo llevó incluso a formar parte de algunas convocatorias de la selección uruguaya.

 De esta forma Colón enfrentará a Peñarol el próximo lunes con un plantel completo, buscando ganar para igualar la serie semifinal en lo que será su debut como local en la esquina del movimiento.