Argentina logró que la realidad supere a la ficción transformando a sus personajes en leyendas inmortales.

Supieron ser Los Hombres de Bronce en varias oportunidades. Se levantaron, transformándose en Gigantes y provocaron más de un Golpe al Corazón en cualquier pecho argentino.

Por ese palpitar tan fuerte seguramente algún fanático desquiciado estuvo al borde del colapso. Pero en todas sus Disputas, estos guerreros -ganando o perdiendo-, siempre dejaron todo y jugaron Al límite, abrazándose fuerte Cuando toca la campana. Carentes de los costosos recursos de las grandes potencias, fueron humildes Gasoleros que compitieron a la par de enormes fábricas de talento. Así fue que lograron ser Los Únicos en adueñarse de una medalla dorada olímpica en lo que hacen.

¿Quien es el jefe? Se fueron turnando. Primero fue un tal Rubén, quien con Sangre Fría empezó a trazar los sostenes de una camada dorada. Después le tocó a Sergio, el Oveja, quien asentó el concepto de Somos Familia y dejó en claro por donde había que ir.

Un tal Manu supo ser El Puntero de la liga más importante del mundo, consiguiendo varios anillos con ese Instinto Asesino que lo caracteriza. Tras tanto éxito tuvo Tiempo de Pensar y decidió separarse de su preciada celeste y blanca para dar paso a nuevas generaciones. Es La Ley del Amor. Algunos retirados combatientes están Casados Con Hijos pero apoyan y alientan desde lejos con la misma energía de siempre.

Años después fueron llegando los Millennials, esos Valientes con la difícil tarea de seguir construyendo un camino, donde no se borre El Rastro de lo antes hecho. Hubo un sobreviviente que fue El Elegido para encaminar a esos jóvenes, buscando Volver a Nacer y tocar el cielo una vez más. Con la experiencia esos niños se volvieron Las Estrellas de su patria y Al final del Túnel ya se deslumbraba un glorioso porvenir.

Lo hicieron nuevamente, hace un rato. Ahora Los Chicos Vienen Cantando emocionados, desde la grada gritan: Son de fierro. Porque por más que alguno tenga las manos Chiquititas, lo compensan con el volumen de su corazón.

Es La Historia de Un Clan de personas con el alma en llamas buscando siempre superarse. Son Okupas de corazones ajenos y, tan adorados, que ya son Casi Angeles. Se metieron en Un Cuento Chino y los Relatos Salvajes de contemporáneos se inmortalizarán al pasarse de generación en generación.

Ninguna otra película, novela o serie de televisión estará tan bien escrita como la tuya, porque además de tu guión del carajo, Solamente Vos generás eso, Argentina.