Trouville venció en condicional de local a Goes por 89-70 y se mantiene dentro de los primeros puestos del Torneo Sub23, Guillermo Curbelo fue la figura del equipo ganador.

Trouville abrió el juego en los primeros minutos del partido, Goes sufrió mucho defensivamente ya que si bien se refugiaba en una zona, no lograba llegar a tiempo a los tiros de su rival, que contaba con buena efectividad para comenzar a tomar importantes ventajas a su favor. Triples de Curbelo, Viacava y Bessio en más de una oportunidad, hicieron que Trouville se vaya 15 arriba (21-6) en los primeros 5 minutos de juego. solicitando Goes un minuto de tiempo. Tras el mismo, el misionero se acomodó algo en su juego, colocó algunas buenas defensas y atacando más agresivamente,  encontró algún gol en manos de Castro descontando la renta a 9 puntos de diferencia. Nuevamente el dueño de casa estiró la ventaja a 15 unidades, con conversión de Curbelo y triple de Bessio, finalizando los primeros diez minutos 31-18.

En el segundo cuarto el juego cambió,  El equipo de Plaza de las Misiones mejoró considerablemente su defensa zonal, ajustando la misma correctamente, impidiéndole a Trouville fluir y jugar con la comodidad que lo venía haciendo. Además, adelante tuvo un importante aporte de Gutierrez, colocándose a 7 promediando el cuarto. En un abrir y cerrar de ojos. el rojo de Pocitos encontró un 5-0 muy oportuno, pero Goes no se desenfocó y con un buen cierre de Sosa corriendo, se fue al descanso largo perdedor en cifras de 44-35.

El complemento inició con similares características, con el equipo locatario manejando las acciones Goes intentaba emparejar el encuentro y en algún pasaje de la mano de Sosa sacando ventajas desde su 1x1 parecía lograrlo, poniéndose a 5 puntos, cuando aún restaban 5 minutos para terminar el tercer cuarto. En el mejor momento del visitante en el partido, apareció en escena Guillermo Curbelo en su máximo esplendor para que Trouville se vaya 10 arriba(57-47), que llegaron a ser 12 y Goes como a lo largo de toda la noche, nuevamente debió remar. Sobre el final del cuarto, un triple del campeón Santiago Wolhwend acortó algo la ventaja, que al cabo de los primeros treinta minutos de juego era de 10, 61-51.

Goes sabía que debía echar el resto si quería luchar el punto, pero en eso quedó, ya que el juego se quebró rápidamente. Una vez más en la noche, 5 unidades consecutivas de Curbelo le pusieron el sello al encuentro, tomando 17 puntos de ventaja (70-53) los dirigidos por Pablo Morales. De ahí en más, el misionero no encontró respuesta, el juego ya estaba sentenciado y los minutos restantes solo sirvieron para que se estirara la diferencia entre ambos equipos, que tuvo una máxima de 22 (80-58). Contundente victoria roja que sigue bien prendido en el certamen.