El Grupo E llegó a su final, de la mano de la arrolladora victoria de Estados Unidos sobre Japón, y República Checa dando la sorpresa al vencer a Turquía de principio a fin para lograr la clasificación.

Estados Unidos 98 - 45 Japón

El partido comenzó inclinado hacia el lado estadounidense, ya que estos desde el primer momento marcaron la diferencia e hicieron sufrir al ya eliminado conjunto asiático. Los celtas Jaylen Brown y Kemba Walker lideraban un ataque rápido y eficaz, que llegaba luego de una fuerte e intensa defensa sobre el rival, llegando a abrir dieciséis de ventaja, para luego acabar el primer cuarto catorce arriba (23-9).

En el segundo chico los dirigidos por Gregg Popovich no hicieron más que sellar la victoria, desplegando su mejor básquetbol, buscando al jugador libre, sacando ventajas en los uno por uno y mostrando una gran eficacia ofensiva que les permitió llegar a tomar treinta y siete puntos de renta en apenas diecisiete minutos de juego, para finalmente irse 56-23 arriba al descanso largo.

El segundo tiempo fue totalmente innecesario. Si hubiese sido un partido de barrio, se hubiera dado por terminado el partido a los quince minutos de juego. Sin embargo, Estados Unidos parecía no aburrirse de aumentar la diferencia y no tuvo piedad ante su rival, colocando un parcial de 28-8 en el tercer cuarto para llegar 84-31 arriba al último cuarto.

Los últimos diez minutos de juego fueron lo más aburrido que se vio hasta ahora en el Mundial. Ya ninguno anotó, los norteamericanos se pusieron a pensar en la segunda rueda y los japoneses en el vuelo de regreso a su país, para que finalmente el arrollador triunfo americano fuera en cifras 98-45.

En el equipo vencedor destacaron Jaylen Brown con 20 puntos, 7 rebotes, y Kemba Walker con 15 unidades y 10 asistencias. Mientras que en el combinado japonés lo mejor, dentro de una desastrosa actuación, pasó por las manos de Yudai Baba, quien acabó con 18 puntos y 4 rebotes.

Turquía 76 - 91 República Checa

El encuentro de segunda hora comenzó parejo, con ambos equipos sabiendo que el triunfador lograría la clasificación a segunda ronda. Los turcos generaban más juego, buscando hacer llegar la bola a Ilyasova en el poste bajo, mientras que los checos jugaban ataques más rápidos que concluían correctamente en las manos de Vojtech Hruban. Pese a la paridad a nivel de juego, la eficacia de los dirigidos por Ronen Ginzburg (Rep. Checa) les permitió estar 6 arriba al cabo de los primeros diez minutos de juego (22-16).

En el segundo chico la dinámica fue muy similar, esta vez con Turquía siendo un poco más efectivo en el goleo, comandado ahora en ofensiva por Cedi Osman, quien se convertiría en la figura del equipo a lo largo del encuentro. Cuando parecía que los rojiblancos igualaban el juego para seguir de largo, apareció una buena racha de los republicanos, de la mano de Hruban y Ondrej Balvín, para mantener y hasta ampliar la ventaja, para irse 43-35 arriba al descanso largo.

Tras volver del vestuario, los turcos fueron superiores a su rival, pese a que ambos equipos mantuvieron el buen nivel ofensivo. Osman estaba con la muñeca caliente y su equipo lo supo aprovechar, buscándolo constantemente en ataque para que tomara tiros cómodos o se creara su propio lanzamiento. Pero los checos también jugaban, y mientras de un lado el que lastimaba era Osman, del otro lo hicieron jugadores como Patrick Auda, Jaromir Bohacik y Tomas Satoransky, para impedir que el rival se acercara lo suficiente, llegando seis arriba al último y definitivo cuarto (66-60).

Los últimos diez minutos de juego fueron totalmente dominados por República Checa, quienes realizaron ajustes en defensa, mostrándose más intenso que el rival, permitiéndose correr la cancha y acudir a ataques rápidos para ampliar la ventaja en el marcador y poner en aprietos a Turquía, que no supo como revertir la situación, dependiendo demasiado en ofensiva de lo que hiciesen Furkan Korkmaz y Osman, por lo que el partido se les escapó de las manos. Los checos lo cerraron de una forma inmejorable y se quedaron con el triunfo, finalmente en cifras 91-76, dando el batacazo al lograr la clasificación a la segunda fase del torneo, dejando por el camino a un decepcionante combinado turco.

En el elenco vencedor se destacó Vojtech Hruban con 18 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias, mientras que en los turcos lo destacable fue el desempeño de Cedi Osman, quien acabó con 24 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

El checo Vojtech Hruban fue la figura de su equipo en la trabajosa victoria ante Turquía que les valió el pase a segunda ronda. El alero de 30 años asumió en el momento más complicado del partido, cuando el rival se acercaba en el marcador, siendo importante para mantener la renta y cerrar el encuentro de la mejor manera posible. Acabó con 18 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias.

😮 LA SORPRESA 😮

República Checa dio el batacazo al vencer a Turquía y lograr la clasificación a la segunda fase del torneo. Con Vojtah Hruban como figura, bien secundado por jugadores como Patrick Auda, Tomas Satoransky y Ondrej Balvín, la selección de Ronen Ginzburg dejó afuera a un potencial candidato a meterse entre los dieciséis mejores y lograron avanzar en su primera participación mundialista.

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Turquía cayó derrotado justamente ante República Checa y quedó sin oportunidades de ir en busca del título, siendo superado durante los cuarenta minutos por un rival menor en cuanto a plantel. Sin dudas la selección turca se retirará de China como una de las mayores decepciones, ya que pasó de estar a tan solo una pelota de vencer al poderoso Estados Unidos, a dos días más tarde quedar eliminados ante los checos.

🏀 EL QUINTETO 🏀

Kemba Walker (Estados Unidos), Cedi Osman (Turquía), Vojtech Hruban (Rep. Checa), Harrison Barnes (Estados Unidos) y Ondrej Balvín (Rep. Checa).

💿 BONUS TRACK 💿

Estados Unidos vapuleó fuertemente a Japón, dejándolo sin ningún tipo de posibilidades de avanzar en China. Lo interesante es que en solo quince minutos de juego, los norteamericanos ya se habían ido TREINTA Y SIETE PUNTOS DE VENTAJA. ¡TREINTA Y SIETE! Una demencia total.

.