Tabaré venció a Larrañaga de atrás por 81 a 75 con tremendo cierre de partido de Tomás Retamoso quien dejó su sello de buenas condiciones.

Los de La Blanqueada comenzaron con un parcial arrollador en los primeros 10 minutos, producto de cinco triples repartidos entre Mateo Cancela y Sebastián Bergara. Mientras que en el gris, Andrés García y Santiago Silvestre se la rebuscaron para anotar y no irse con una desventaja aún mayor, 25-14.

La defensa dio más rédito en el local y redujo los puntos de la visita en nueve, además Guillermo Mussio fue la carta de gol desde el banco. En base a esto y varios libres, lograron descontar, aunque el milrayitas sobre el descanso logró retomar la máxima, mayormente con transacciones o rompimientos de Joaquín Sosa, además sacaron ventaja de la estatura de Camilo Mariño. Libres de Silvestre dejaron el tanteador en 34 a 25 favorable al Larra.

Matías Varela se encargó de darle rotación a la bola para un parcial 10-3 que los puso a una bola del empate, con Mussio como principal socio. Larrañaga no encontró soluciones con los cambios y en frente Mussio y Retamoso se agigantaron para darlo vuelta. Cuando la visita pudo mover el juego de dentro hacia afuera fue que pudo retomar la delantera, 60-56.

Dos triples de movida de Ignacio Turiello muy festejados, pero Sosa y Fabrizio Soca respondieron por la misma vía. Mayor cantidad de impresiones que aciertos y el reloj volando. Tabaré aprovechó la situación con Retamoso, quien se detuvo un instante a pensar y clavó ocho puntos al hilo desde media y larga distancia a falta de un minuto. Bergara puso otro triple más en su cuenta y la ventaja era de dos para el Indio. Pero Retamoso no falló desde la personal y de esta forma la figura en el epílogo lo liquidó y cerró la victoria del local en 81-75.

El goleador de los del Parque Batlle con 23 puntos fue Tomás Retamoso. Mientras que Sebastián Bergara fue el máximo artillero en la visita con 15 unidades.