Stockolmo volvió a aplastar a Welcome y logró la permanencia en el Metro para la próxima temporada.

Resumen del partido

En el cancha de Larre Borges se veían las caras Welcome y Stockolmo, por el segundo punto de la serie de Playout. En el primer punto disputado el sábado pasado, los del Prado se impusieron contundentemente en cifras de 102 a 78. Por lo tanto, los del Parque Rodó llegaban con la obligación de obtener la victoria, para forzar un tercer y decisivo partido.

Los dirigidos por César Pirez saltaron a la cancha con Julio Panelli, Juan Garbarino, Xavier Cousté, Agustín Amaral y Patrick Wrencher. Por su parte, los comandados por Luis Silveira comenzaron con Nicolás Pereyra, Diego Silva, Andrés Guillén, Octavio Medina y Reque Newsome. La terna arbitral la conformaron Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Cristian Barreiro.

El encuentro disputado en el gimnasio Romeo Schinca presentó un comienzo netamente favorable al conjunto visitante, que de la mano de un inspirado Andrés Guillén, logró abrir una prematura ventaja de nueve unidades. El conjunto local tenía serios problemas en el costado defensivo, mientras que en el otro sector del rectángulo dependía pura y exclusivamente de lo que pudiera generar alguna individualidad. Con el correr de los minutos, la diferencia en el electrónico se fue incrementando, siendo importante para ello lo que hacía Octavio Medina, que posteado sacaba grandes dividendos para los de Castro y Pena. Los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Gonzalo Posse y Sebastián Vechtas, hicieron que los del Prado mantuvieran una alta intensidad en defensa, que les permitió robar un par de balones en primera línea, que fueron transformados en puntos de ataque rápido. Los de la calle Emilio Frugoni estaban totalmente quebrados en cancha, rescatándose únicamente alguna cosita de Juan Manuel Garbarino, con más amor propio que juego. Los primeros 20 minutos se fueron con la visita al frente en cifras de 49 a 25.

Los hinchas de la W esperaban que su equipo saliera a disputar la segunda mitad con otra cara. Sin embargo, los dirigidos por César Pirez continuaron mostrando un nivel calamitoso, teniendo muy poca rebeldía ante la adversidad. Los comandados por el "Bicho" Luis Silveira comenzaron a predominar en la zona pintada, aprovechando por intermedio de Reque Newsome y Mauricio Arregui las falencias defensivas del extranjero welcomense. Al finalizar el tercer periodo, la "S" tenía a su favor una renta de 29 unidades (70-41) que sentenciaba el trámite. El último cuarto estuvo absolutamente de sobra y lo terminaron jugando los suplentes de ambas escuadras. Finalmente, Stockolmo se quedó con el triunfo por 86 a  61, para cerrar la serie con un 2-0 a su favor y de esa manera asegurar su permanencia en El Metro para la próxima temporada. Mientras tanto, con la derrota, Welcome deberá medirse ante Verdirrojo en una llave al mejor de tres partidos, en la cual el perdedor de la misma descenderá a la DTA.

UNO x UNO

WELCOME

Panelli (4): En el arranque del juego fue de los más activos. Con el correr de los minutos se fue contagiando del resto. Garbarino (5): Si bien erró mucho, nunca se escondió y siguió intentando a pesar de que la cosa estaba más que complicada. Couste (4): Mucha imprecisión. Tuvo problemas cuando Medina lo llevó al poste bajo. Amaral (5): Por momentos era la única vía confiable de gol. Abusó del lanzamiento exterior. Wrencher (2): Para traer esto, era mejor apostar por un jugador nacional. Arrillaga (5): Comparado con el extranjero parecía un jugador de Euroliga. Debió tener más minutos. Planells (3): Arqueólogos hallaron su confianza en el subsuelo del Romeo Schinca. Rocha (4): Al ser un pibe del club la actitud no faltó. Nunca logró meterse en el andamiaje ofensivo. Ressi (4): Defensivamente aportó intensidad. En ataque no pudo influir. Pírez (3): Su equipo perdió tres veces ante Stockolmo en las últimas dos semanas, todas ellas por paliza. No le encuentra la vuelta a un plantel quebrado anímicamente y que carece de juego colectivo.

STOCKOLMO

Pereyra (5): Se dedicó más a asistir que a golear, inteligente decisión. Silva (6): El popular "Diegaso" nunca te deja tirado en esta clase de partidos. Guillén (5): Aportó en cuentagotas. Puso un par de bombas desde la esquina, una de ellas sobre la chicharra del 3C. Medina (9): El destacado. Newsome (5): No tuvo una mala actuación, pero si tenemos en cuenta que enfrente tenía a un ciudadano estadounidense, pudo desequilibrar un poco más. Posse (5): Le dio mucha intensidad a la primera línea defensiva. Vechtas (4): Sigue sin poder soltarse. Necesita asumir más, tal vez en la DTA pueda terminar de explotar. Arregui (6): Interesante ingreso desde el banco. Le pintó la cara a Wrencher en un par de oportunidades. Dávila, Bermúdez y Castello (-): Poco tiempo en cancha. Silveira (7): Ganó por destrozo la batalla táctica. Cumplió con el objetivo de lograr la permanencia con el club de sus amores.

EL VAR

Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Cristian Barreiro (6): Correcta actuación en un juego muy hablado, en el que por varios pasajes se luchó más de lo que se jugó. Adrián Vázquez sacó la carpeta cuando se puso espeso el ambiente.

_______________________

Lo destacado

Octavio Medina llegó esta noche al gimnasio de Larre Borges con un objetivo claro, tener una buena actuación y que Stockolmo asegurara su permanencia en El Metro. El salteño tuvo una excelente primera mitad, en la cual hizo lo que quiso, sobre todo cuando se le posteaba a sus defensores. En la segunda mitad apareció en momentos específicos, ya que su equipo no lo necesitaba tanto. El formado en Hebraica y Macabi cerró el torneo en modo MVP, anotando 30 puntos, capturando 9 rebotes, repartiendo 4 asistencias y robando 3 balones, para una valoración de 33.

Lo distinto

En la noche de hoy ambos equipos tuvieron una baja por lesión, Andrés Piñeiro en Welcome y Agustín Martínez en Stockolmo. Tanto los del Prado como los del Parque Rodó presentaron un plantel de once jugadores, cuando tal vez podían llenar esa vacante con algún juvenil. Otro dato curioso, es que los dos jugadores usan el mismo número de camiseta, el 12. Algún compañero -del cual no vamos a dar el nombre- seguramente mañana se dará una vuelta por un kiosko y le meterá unos pesitos a la quiniela.