Siendo clave en la victoria ante Aguada que le dio la clasificación a semis a Defensor, Estefani Fajardo se despachó con 26 unidades y habló con Básquet Total, en cuanto a los objetivos, el club, y también de su querida Venezuela. 

La jugadora habló del camino fusionado, lo que aún falta, y lo que espera: “Ganarle los dos partidos a Aguada ya es un gran paso. Ahora nos tocará con Bohemios y espero que estos triunfos de hoy y la semana anterior, nos ayuden bastante”.

“Cómo lo he dicho siempre, esto es una familia, entonces espero que todas estemos con la mente en llegar a la final”, continuó.

Pese a ganar abultadamente y jugando bien, la interna manifestó algunas cosas que pueden mejorar: “No somos perfectas, ningún cuadro lo es. Pienso que tenemos que concentrarnos más. Somos capaces de lograr cualquier cosa; entrenamos, nos equivocamos, volvemos a entrenar, nos equivocamos y así vamos. Siempre hacia adelante buscando los resultados para ser campeonas”.

Al ser preguntada por el club de Punta Carretas, expresó: “Es una familia. El compañerismo que me han dado hasta ahora es genial. He estado desde el principio con ellas y es algo que me ayuda muchísimo como jugadora”.

Para finalizar, analizó la actuación de Venezuela en el mundial y manifestó lo que el básquet significa para dicho país: “No han tenido buenos resultados pero siempre salen a la cancha a dejarlo todo. Siempre hemos sido guerreros y salimos a morir con las botas en la cancha”.

“Lo que más enamora de Venezuela es que vamos a sudar la camiseta, que eso tiene un valor muy grande para nosotros. A pesar de la situación del país, poder estar en el mundial, para ellos y para la personas que los seguimos al cien por ciento, es una emoción enorme, y nos da esperanza”, culminó.