Biguá obtuvo un soberbio triunfo venciendo en alargue a Trouville por la mínima diferencia. Una de las grandes figuras de Pato fue Manuel Saavedra que una vez finalizado el encuentro charló con Básquet Total.

Biguá ganó un partido increíble, con todos los condimentos: “Llegamos a ir perdiendo 30, fue un partido de locos. A partir de esa gran diferencia, pudimos reaccionar a tiempo y llegar a darlo vuelta con un buen segundo tiempo”.

Saavedra explicó porque tuvieron ese tal mal arranque de juego: “Entramos desconcertados, nos corrieron la cancha y nunca pudimos pararlo. Nos dimos cuenta en el final del primer cuarto y ya en el segundo cuarto el partido empezó a cambiar”.

Así como es negativo lo que les pasó en los primeros 15 minutos de juego, es sumamente destacable traer este tipo de partidos: “Cambió el juego, las bolas que no entraban empezaron a entrar, pudimos parar el contraataque de ellos y los que pudimos empezar a correr fuimos nosotros”.

Una vez finalizado el Primer Tiempo hubo una fuerte autocrítica en el equipo de Villa Biarritz: “Nos dijimos que no podíamos perder así, que no podía ser que nos corrieran la cancha de la manera que lo estaban haciendo porque ese es nuestro juego”.

Por último y mostrando mucho cansancio, pero una gran satisfacción expresó: “Cuando se fueron al Metro los más grandes nos pusimos como meta seguir haciendo las cosas bien para cuando ellos lleguen y por suerte lo estamos logrando. Este tipo de triunfos son muy importantes para la confianza del grupo”.