Después del gran triunfo de Malvín ante Aguada, Básquet Total dialogó con Elijah Wendel, una de las figuras del playero, quien nos comentó sus sensaciones del partido y como se está adaptando al medio.

Con un primer cuarto muy parejo, se esperaba que el duele fuese apasionante“Ellos jugaron bien, pero pudimos sacar una ventaja muy rápido al comenzar el partido con mucha intensidad y defensa. Creamos muchos contraataques y que nos dieron muchos espacios para que estos terminen en goles”.

Ganando el segundo chico 34 a 8, los locales sacaron una renta considerable.“Sacando esa ventaja en el segundo cuarto, pudimos sobrepasar al rival y controlar el partido”.

Nosotros jugamos muy bien como equipo. Hacemos muchos pases y así generamos muchos lugares libres, los cuales sabemos aprovechar” manifestó el juvenil, que junto a otros cinco compañeros, terminaron el goleo en doble dígito.

Con el 75% del campeonato disputado, se asoman los Play Offs se asoman y Elijah tiene claro cuál es el objetivo.“Tenemos chance de ganar el campeonato. Vamos a ir con todo por lo que queda, así podemos cumplir el objetivo. Practicamos muy duro y eso en los partidos se ve”.

Con una experiencia bastante amplia, Wendel nos comentó sus inicios en este deporte y como se siente en el Azul de la Playa.“Yo vengo de España. Estuve ocho años viviendo ahí. Vine a Uruguay en 2013, antes de empezar el liceo. Jugué cuatro años acá y después me fui a Estados Unidos por estos dos años. Volví el año pasado para jugar en cadetes y ahora estoy en juveniles. Estoy en un club muy bueno, en donde me hicieron parte de su familia muy rápido”.

Yo nací en Chicago. A los seis meses, me mudé a España por el trabajo de mi padre. Ahí jugué muy cerca de Madrid, un poco al norte. Justo en ese lugar, sentí que el básquet era lo mío, además jugaba en un club bastante destacado. Cuando tuve que venir para acá, busqué un club cerca de casa y todos me dijeron que venga a probarme en Malvín, porque tenía muy buenas formativas” comentó el alero, de cómo terminó recalando en el cuadro de la Avenida Legrand.

Nacido en Chicago y formado en Madrid, el número “11” dijo a quien iba a apoyar en el Mundial de China que está a la vuelta de la esquina.“Estados Unidos siempre lleva equipos muy fuertes a los Mundiales e ir por ellos, te asegura una victoria. Entonces, voy por España”.