Cordón y Miramar, a partir de mañana, van a protagonizar las finales al mejor de tres encuentros para ver quien se adjudicará el título de campeón de El Metro 2019.

Ambas instituciones han pasado por momentos complicados en lo deportivo, ya que los dos por distintos motivos sufrieron la suspensión de afiliación en los últimos años. Los “Monitos” en 2011, y el albiceleste en 2012.

Posterior a eso, ambos fueron campeones en distintas divisionales. Miramar, se adjudicó la DTA 2015 con Andrés Blazina como entrenador. Mientras que Cordón fue el campeón indiscutido del Metropolitano de ese mismo año, bajo la batuta de Mathías Nieto, casi de forma invicta, ya que sólo perdió un partido, contra Marne en barrio Simón Bolívar.

Desde la LUA 2017 (Liga Uruguaya de Ascenso), que volvieron a enfrentarse. Hubo seis cruces entre los dos, con cuatro victorias para el elenco de la calle Galicia y dos triunfos para los “Monitos”.  De esos encuentros, uno sólo se disputó en barrio Belgrano, que ganó el dueño de casa (Liguilla de El Metro 2018). Luego hubo un cotejo donde Miramar ofició de local en cancha de Colón, y la victoria se la llevó el conjunto de abajo del puente.

Los restantes cuatro enfrentamientos (incluidos los dos del presente torneo) se jugaron todos en el Julio Zito, con tres partidos ganados para Cordón y una victoria para los de Gadea y Alicante, que fue en la última fecha de la segunda rueda de la LUA 2017.

Los dos ostentan un buen número de victorias jugando como local, un poco más reciente el invicto de Miramar, que aún no perdió en este campeonato en los ocho partidos que jugó en su cancha. La última derrota fue el 10/09/2018 contra Lagomar en los cuartos de final del año pasado. En los últimos dos años en barrio Belgrano, Miramar disputó 19 partidos con 16 triunfos y 3 derrotas (Bohemios, Colón y Lagomar), si mañana logra superar a su adversario, va llegar a estar un año invicto en su reducto. Inexpugnable.

En tanto, el glorioso equipo de la calle Galicia, uno de los más grandes en nuestro básquetbol, también se hizo muy fuerte en su escenario. En los últimos 18 cotejos, tomando como referencia los dos últimos torneos de ascenso, el albiceleste obtuvo 15 partidos ganados y 3 perdidos (25 de Agosto y las recientes derrotas vs Stockolmo y Colón). Cabe recordar que los últimos dos encuentros del año pasado jugó como local en Sayago y Larre Borges, y en este torneo las primeras dos fechas ofició como locatario en los rectángulos de Capitol y Olivol Mundial.

La frase de Pablo López: “Defensa nos pone campeón” se aplica a la realidad deportiva de ambas instituciones.
Cordón, es el equipo que menos puntos recibió con un promedio de 68.9, lo sigue Miramar con 73.6.

Además, el elenco de Diego Palacios era el conjunto que en los partidos perdidos, lo había hecho por muy poca diferencia sobre sus rivales, en finales cerrados (-6 vs Stockolmo). La derrota más holgada recién se dio el pasado lunes vs Larre Borges, donde perdió la chance de ser campeón directo.

Miramar, ha sido inexpugnable en Gadea y Alicante. En su cancha todos los rivales anotaron menos de 80 puntos (excepto Welcome que anotó 81, pero fue al que más le convirtió: 102). Es un plantel que se siente muy cómodo jugando en su rectángulo, con porcentajes interesantes. Por ejemplo: Desde los 6.75, con un 32% de acierto, 68/214 en triples.

Otro dato, de los ocho cotejos que disputó allí, todos los controló de buena forma, salvó el juego contra Lagomar, en todos comenzó arriba el último cuarto.  Ante los de la costa, inició abajo, lo dio vuelta en el cierre y lo superó por cuatro tantos (77-73) siendo la victoria más complicada y ajustada, ante un rival que en los últimos años ha sido bastante complejo.
Hay que mencionar que los “Monitos” ante Peñarol decidieron jugar como local en cancha de Colón, y fue el único que perdieron oficiando de anfitriones, aunque no fue en su feudo.

Miramar – Cordón. Cordón - Miramar, mano a mano, pelota a pelota, van a protagonizar finales muy parejas que, seguro van a atrapar la atención de todos…