Defensor Sporting venció a Olimpia por 75 a 64 ante un clima que hervía dentro del rectángulo y Facundo Pérez fue quien puso la mente en frío para el triunfo.

La Máquina Blanca dominó en el comienzo con un 8-0. Sin embargo, el fusionado ajustó las marcas y se puso rápido en partido con bombazos desde los 6,75 de Nicolás Comas y Felipe Silveira, pese a la poca acción colectiva. El buen manejo de Joaquín Núñez y la carga constante de Enzo Delgado le permitió al local irse arriba, 16-10.

Franco Buffa salió sentido de su hombro y Núñez sostuvo la ventaja desde el perímetro. Mientras que los del Parque Rodó mejoraron junto con el funcionamiento de Facundo Pérez y Joaquín Lima, quienes aprovecharon la presión y robaron para ataques rápidos, que determinaron la igualdad previa al descanso, 28-28.

Las pérdidas comprometieron a los de Colón y Comas se puso el cuadro al hombro para que su equipo abra ocho en un instante. Bruno Giannini se agigantó en las dos tablas y Núñez de a poco se transformaba en el dueño de la noche, mientras que Diego Correa insistió como en todo el encuentro por línea final. Pero errores en defensa comprometieron al olimpista, que se desorientó, cosa que entre Pérez y Comas aprovecharon para abrir 13 sobre el final, 58-45.

El local precisaba puntos rápidos, los cuales Núñez puso desde la línea de tres, pero sus compañeros malograron varios libres y en la acera de en frente, Comas calentó la muñeca para abrir máxima de 14. Los árbitros permitieron reiteradas acciones extra deportivas y el juego se fue de las manos, lo que provocó que los últimos minutos fueran muy cortados y llenos de protestas. Con mente en frío, Correa dejó todo en el cierre y Núñez muy sentido de su rodilla hizo lo que pudo. Libres de Pérez lo terminaron de sentenciar en 75-64.