Welcome pasa por su peor momento en el campeonato tras la dura derrota con Danubio. La “W” se quedó sin extranjero, un jugador expulsado, otro lesionado y una sanción de cierre de canchas que saldría en las próximas horas.

Horas complicadas para uno de los equipos más gloriosos del básquetbol uruguayo. Tras el partido de anoche, Arlando Cook por decisión propia dejó de jugar en la “W”, más allá que la dirigencia no estaba muy conforme por sus últimas actuaciones, fue el extranjero quien decidió dejar la institución.

El foráneo tuvo una actitud que enojó a varios hinchas de Welcome el pasado encuentro ante Stockolmo, cuando se hizo pitar una falta técnica que lo sacó del cotejo, de una forma poco habitual. Finalmente se va de Uruguay con los siguientes promedios: 35:31, 17.3 puntos, 10.5 rebotes y 1.3 asistencias.

Su sustituto podría ser una ficha innominada, la directiva welcomense ya está trabajando para ver quién puede llegar al equipo que dirige César Pírez. Ya fueron descartados: Nicolás Borsellino y Claudio Charquero. Se maneja la posibilidad de otro extranjero, que esté en un país cercano para tratar de cumplir el objetivo de dejar a la institución en El Metro.

Además, otra consecuencia que dejó el partido de ayer, fue la expulsión de Juan Manuel Garbarino por agredir a un rival (Ignacio Pons), según estampó Vivían García en el formulario. Y la otra mala noticia es la lesión de Andrés Piñeiro, con un esguince en el hombro que prácticamente lo saca del campeonato.

Para la jornada de hoy se espera el fallo de su parcialidad del juego contra Stockolmo, donde todo cabe indicar que el gimnasio Óscar Magurno será sancionado. Si bien no está confirmado, es una gran posibilidad que eso ocurra, por lo que también deberá salir a buscar cancha el conjunto welcomense.