Agustín Viotti fue fundamental viniendo del banco para el épico triunfo clásico de Miramar sobre 25, tras el partido “Tino” dejó su testimonio sobre el increíble triunfo y las finales que se vienen.

Agustín no jugó en el primer tiempo pero en el segundo lo hizo con gran confianza y protagonismo: “No estaba hablado, se dio así. Me tocó entrar en el segundo tiempo, afuera a veces se puede ver mejor lo que están haciendo bien los compañeros y lo que se puede mejorar, que estando adentro es difícil. La confianza del cuerpo técnico y los compañeros la tengo, entré a intentar hacer lo mejor para el equipo, a veces no sale, esta vez por suerte creo que sirvió”.

“Cuando llegas a Miramar lo primero que te dicen es ganarle a 25. El primer clásico estuvimos un poco pasados de revoluciones, para este intentamos tomarlo con más tranquilidad como si fuera un partido más. Por suerte se dio así sobre el final, fue muy lindo por todos los condimentos que se sumaron, ganar en la hora un clásico de visitante y obtener el pase a la final es algo inigualable”, expresó sobre la importancia de ganarle al clásico rival siempre, pero en esta ocasión incluso un poco más.

Espíndola sorprendió y complicó con la alineación inicial: “Ellos venían variando bastante el quinteto desde que Terra y Metzger se fueron con la selección. Nos sorprendieron entrando con tres grandes, después fuimos a una zona que nos dio resultado y nos pudimos poner en partido. Tras la salida de “Zigy” siempre nos miramos entre nosotros y nos dimos para adelante sabiendo que nada estaba perdido más allá de la importancia de él para el equipo”.

Sobre cómo se ganan esos rebotes decisivos Tino afirma que: “Los rebotes ofensivos fueron más a corazón que otra cosa, no hay nada planeado más que decirle a “Maxi” (Botta) que tirara a errar y después tener la suerte que vaya para tu lado la pelota y te quede. Después que terminó el partido realmente le das dimensión que tienen esos rebotes, en el momento con la emoción y los festejos sinceramente no sabía ni qué había pasado”.

“Ahora con Cordón sabemos que es otro rival muy duro, ya lo demostró a lo largo del campeonato, empezaremos a prepararlo con scouting y prácticas, va a ser durísimo pero sabemos que estamos a dos o tres partidos de hacer historia para este club”. Manifestó sobre la gran final que se viene.

Para cerrar, una de las figuras del triunfo clásico se encargó de dedicar la victoria: “Dejame dedicarle este triunfo en nombre de todo el plantel a la gente que siempre estuvo, porque cuando perdimos el primer clásico estaban cantando y alentando como si no pasara nada, ahora por suerte le dimos esta alegría a la gente que se lo merece. Cuando arrancó el año eran los mismos que estaban ahora, son los mismos cuando perdés o ganás, esto es para ellos y los dirigentes que siempre están también”