Miramar venció a Larre Borges 79-69 en su escenario, terminó invicto en su cancha y es el único que puede evitar el título de Cordón.

Resumen del partido

Mucha expectativa de cara a lo que era el gran partido de la jornada. Miramar jugó desde el pick central de Wohlwend y Riauka, problema sin solución para le defensa de Larre donde De León y Harrison sufrieron. El local fluyó bien ofensivamente y encontró anotar en varias manos, mientras que la visita gozó de un soberbio Martín Rojas para mantenerse en juego, además el pibe De León colocó un triple cuando la estrategia defensiva de los de Yaquinta era liberarlo para que su marca se soltara a doblar sobre Harrison. El 17 iguales del primer cuarto mostraba la paridad reinante dentro de un entretenido período inicial.

En el segundo los dos fueron a la zona, con suerte dispar. Miramar ofensivamente gozó de un Wohlwend asesino de mano hirviendo, mientras que en defensa custodió bien su aro, se cerró con Harrison y Rojas y los procentajes del aurinegro no pudieron quebrar la estrategia defensiva del Monito. Cuando la visita volvió al hombre hubo buen movimiento de balón y fluidez para que Wohlwend y Riauka volvieran a dañar desde el pick central, un triple del oriundo de Goes puso el 37-27 con que se fue la primera parte.

El complemento cambió poco, Miramar siguió en su zona -de confort- y adelante disfrutó de una ráfaga anotadora de Viotti para estirar la renta a 14. Los problemas eran muchos para Giacoya, que además perdió a Bascou por un golpe, aun así la visita se colocó a nueve a los ponchazos, con Rojas y Jones forzando pero consiguiendo dividendos para achicar. El aurinegro mejoró defensivamente, el local bajó la producción pero Larre no pudo concretar en ataque lo bueno que venía haciendo atrás. En la última hubo un doble de Botta en particular jugada donde había diferencia entre relojes, agarró el rebote ofensivo pensando que había terminado el cuarto, dio la sensación de caminar y al percatarse que quedaba tiempo: convirtió, así estableció el 52-42 final.

El último fue con reacción de Larre, con más ganas que juego. Volvió a la zona, y adelante encontró a un Rojas que se creó puntos a partir de segundas oportunidades. Además Jones tuvo la rebeldía de atacar el aro y sacar faltas, aunque dejó algunos personales. Miramar estaba en problemas que solucionó Maximiliano Botta con cinco seguidos. Trelles y Wohlwend se encargaron de cerrar definitivamente la noche en triunfo que fue bastante más cómodo de lo que se podía imaginar en la previa.

UNO x UNO

MIRAMAR

Wohlwend (9): Primer tiempo fantástico, volvió para cerrarlo con un triple, gran noche. Trelles (6): Con el aro cerrado de afuera, tuvo la virtud de estar certero desde el libre. Positivo. Soto (5): Trancado en ataque, dio una buena mano en los rebotes. Botta (6): No había arrancado bien, tuvo un cuarto final soberbio. Riauka (8): Dominó a Harrison, generó muchísimo desde el pick. Viotti (6): Una rachita importante de puntos en el tercero. Olivera (6): Minutos de calidad jugando para el equipo. Gallo/Rodríguez (5): Los dos estuvieron bien y seguramente merecieron más minutos, "sufrieron" la buena producción de los titulares. Aspirot/García (-): Entraron con el partido liquidado. Yaquinta (8): Con el cambio a zona dio el golpe táctico de la noche, la opción de atacar con el pick sobre Harrison fue efectiva.

LARRE BORGES

De León (4): Sufrió muchísimo atrás, lo dejaron solo y clavó un triple. Bascou (4): Entreverado, le costó hacer fluir al equipo contra la zona, salió lesionado. Jones (6): Si bien no estuvo claro, su virtud fue atacar con rebeldía transformándose en positivo. Rojas (9): Soberbio, está a un nivel altísimo. Convirtió cuando lo habilitaron y, cuando no, se generó sus puntos. Harrison (4): Perdió el duelo con Riauka, jugó demasiado abierto y los porcentajes no fueron buenos. Da Costa (4): Lejos de lo que puede dar. Olivera (5): Fue intenso, no le entró el tiro como en otras noches. Acevedo (4): No pudo influir ofensivamente. Giacoya (5): Las alternativas defensivas que planteó tuvieron efecto, en ataque nunca le encontró la vuelta a la forma de ofender la zona.

EL VAR

Laulhe, Rial, Correa (6): Hubo algunos errores, pero las protestas fueron demasiadas. Era un partido complejo y lo llevaron bien, disciplinariamente lo manejaron bárbaro.

_______________________

Lo destacado

La hinchada de Miramar no solo alentó durante toda la noche, sino que en el final desplegó una bandera de agradecimiento al plantel por esta campaña repleta de ilusión. En el final, obviamente, pidieron por el clásico del próximo lunes. El Monito terminó la temporada regular sin perder en su escenario y llega a la última fecha con chances de ascenso directo, campañún.

Lo distinto

Con ver el primer tiempo ya sabíamos que Wohlwend era bueno para el básquetbol, pero en el amanecer del complemente vimos que tiene cosas interesantes para el fútbol. Restaban 8.40 cuando un pase largo de Larre terminó en falta de un defensor de Miramar. La infracción dejó sin efecto la volea de cancha a cancha y sobre la mitad del rectángulo la frenó el Pulpo, con un golpe de pecho certero que fue a parar a la bancada de prensa, donde "atacó" a un par de colegas. Como la pelota busca al jugador, los de BT zafamos del pase gol del base del Monito, obviamente nos pasó lejos.