Olivol Mundial remontó un partido complicado y derrotó a Tabaré en su recinto ubicado en Millán y Sitio Grande, con Agustín Britos, de bestial cierre, como figura, por la tercera fecha de la Ronda Título del torneo Sub23, en su serie Metro/DTA.

El local, con Juan Carlos Zaballa al mando, saltó al rectángulo de juego con Juan Suárez, Lucas Pino, Nicolás Angeriz, Agustín Britos y Leandro Zapata, mientras que la visita, comandada por Carlos Barrios, ingresó con Matías Varela, Sebastián Cuervo, Tomás Retamoso, Juan Couto y Juan Abraham.

El partido comenzó reñido, con ambos equipos siendo desprolijos a la hora de tomar decisiones, convirtiendo el encuentro en una doma durante los primeros cuatro minutos hasta un minuto de tiempo solicitado por el entrenador del Indio. A partir de allí Tabaré se volvió más intenso en defensa, aprovechando distintas situaciones para correr la cancha y anotar en ataques rápidos, llegando a sacar once de ventaja. Sobre el cierre un par de jugadas exitosas en las manos de Juan Suárez, cuando parecía que la visita seguía de largo, le permitieron al local recortar el déficit a siete, al cabo de los primeros diez minutos de juego (24-17).

Lo mostrado por los de Zaballa en el final del primer chico, también se vio en el comienzo del segundo, ahogando al rival con buenas defensas perimetrales, no permitiendo tiros cómodos y aprovechando la ventaja de Agustín Britos en el poste bajo para continuar achicando la diferencia y colocarse a seis promediando el cuarto. Tras minuto de tiempo de Carlos Barrios, increíblemente, el que mejoró aún más fue el local quién, de la mano de Nicolás Fernández logró irse tan solo dos abajo al descanso largo, 32-30.

Al volver del vestuario, Olivol nuevamente se mostró superior a su rival, siendo comandado por Fernández en ataque, robando pelotas en primera línea y aprovechando goles rápidos al contraataque para llegar a pasar al frente por cuatro a falta de tres minutos y monedas para el final del cuarto. Allí fue cuando Tabaré repuntó, gracias a un gran cambio en la actitud defensiva, no permitiendo al local continuar con su juego, anulando a los posibles tiradores y siendo fuertes bajo el aro para, con un bombazo de Guillermo Mussio desde más allá de la línea de tres puntos, retomar la ventaja en el marcador. Sin embargo, un buen cierre de Luca Ottati y un par de libres sobre la bocina de Fernández, le permitieron a Olivol Mundial recuperar el liderazgo y llegar dos arriba al último y definitivo cuarto (43-41).

Los últimos diez minutos de juego fueron extremadamente cambiantes. El local comenzó mejor, nuevamente en base a la gran defensa presentada tanto en el perímetro cómo en la pintura, llegando a tomar hasta ocho de renta. Sin embargo, el Indio también tendría su momento de lucidez con Sebastián Cuervo picante desde la línea de tres puntos y Matías Varela siendo prolijo en la conducción, para que Tabaré se volviera poner partido. Cuando parecía que nos esperaba un final parejo, con la visita tan solo dos abajo, comenzó el bestial show de Agustín Britos, quien colocó quince puntos en seis minutos, entre los que destacó una magnifica hundida que hizo retumbar el gimnasio auriazul, para abrir hasta siete de renta y sellar la victoria, finalmente en cifras 65-60.

En el vencedor destacaron Agustín Britos con 27 puntos y Nicolás Fernández con 12, mientras que en el equipo del Parque Batlle lo mejor pasó por las manos de Sebastián Cuervo, quién finalizó con 18 unidades.