Con una soberbia actuación de Nicolás Andreoli y un altísimo porcentaje de tiro exterior de todo el equipo, Biguá venció categóricamente a Malvín por el Sub 23.

El arranque del juego fue todo del Pato, que con vértigo y unos excelentes porcentajes de tiro exterior (4 de 4)  abrió ventajas rápidamente en el score, jugando al ritmo que le impuso Nicolás Andreoli, aportando claridad en conducción y una mano soberbia desde el perímetro. Por su parte, con el correr de los minutos, la playa mejoró su fluidez ofensiva, con Juan Diego Cabillón lastimando en el bajo y cuando se abrió para su tiro perimetral, acortó distancias para sobre el cierre del cuarto cambiar el trámite del match. Biguá se fue al segundo cuarto ganando 28-23.

En los segundos diez minutos fueron cambiantes, en el inicio la superioridad de Malvín fue notoria, con los buenos ingresos de Felipe García y Joaquín Rodríguez, el playero elevó el tono defensivo y a partir de él pudo emparejar aún más el partido hasta pasar a dominarlo en el score. Luego de esto, el local volvió a mejorar con la vuelta de Andreoli y el brillante ingreso de Santiago Corbo, que agarró la base, manejó tiempos y fue la figura ofensiva de Biguá, quemando redes desde más allá de los 6.75 en reiteradas ocasiones para darle tranquilidad al Pato e irse al descanso ganando 50-39.

La lluvia de bombas continuó en el complemento, donde Biguá con un parcial de 6-0 volvió a sacarle jugo a su tiro exterior para seguir abriendo rentas ya en el inicio del segundo tiempo. Los anormales porcentajes de tiro exterior que mantuvo el Pato a lo largo del partido fueron una barbaridad, lo que le permitió promediando la mitad del tercero, abrir una máxima de 21 puntos. Presionando toda la cancha y con Marcio Rivas como estandarte defensivo, Malvín encontró algún que otro gol, pero rápidas respuestas de Biguá -nuevamente- desde el perímetro, hicieron que los locales encararan el epílogo ganando 78-61.

La tónica del último chico fue igual que la del cuarto anterior, cuando Malvín insinuó en ponerse en partido, ajustando la defensa, aparecieron los bombazos para terminar de liquidar el juego. Nuevamente el manejo de tiempos y la muñeca de Nico Andreoli fueron fundamentales para que el local le baje la persiana al encuentro, junto a un buen pasaje de partido de Santiago Russi. Contundente victoria de Biguá, en cifras definitivas 103 a 81.

La figura del partido fue por escándalo, Nico Andreoli, tiempista, inteligente en las lecturas de las ventajas para terminar el partido con 20 puntos, seguido por Agustín Russi con 19 unidades. Mientras que en el playero, el goleador y la figura fue Juandi Cabillón, quien terminó una gran actuación colocando 22 puntos.