Andrés Rodríguez estuvo muy fino con su ingreso desde los 6,75 para que Miramar se asegurara el triunfo que lo mantiene con chance de ser campeones de cara a las últimas dos fechas de El Metro.

“De local no podemos dejar pasar ninguna, aunque de visitante tampoco. Pero por suerte se nos dio el resultado y pudimos llevarnos los puntos”, comenzó manifestando.

En una noche fría el Monito liquidó el partido tempranamente: “Está helada la noche, pero jugando como sabemos, sacamos una gran ventaja y nos llevamos el triunfo”.

Andrés depositó una catarata de triples que terminaron de sentenciar el juego: “Por suerte me entraron y cada vez que me toca ingresar es para aprovechar los minutos al máximo. Todos aportaron lo suyo y los pibes siempre están al cien porciento cuando les toca jugar”.

En un final muy apretado, Miramar no puede regalar ningún punto: “Primero tenemos a Larre Borges, pero sabemos que van a ser dificilísimos esos partidos. Obviamente hay que ganarle a Larre que es un final y contra 25 hay que regalarle el triunfo a la hinchada”.