Lagomar derrotó a Stockolmo y sumó su segunda victoria en lo que va de la Reclasificación y sueña con conseguir el boleto que lo deposite en la definición del certamen.

Resumen del partido

Con una noche gélida en el balneario los dos planteles se encargaron de darle calor al juego con sus anotaciones desde el comienzo. Un gran arranque de la visita permitió doblegar a su rival pasando la mitad del primer periodo. Octavio Medina se calzó el traje de superhéroe y además de anotar se encargó de asistir y rebotear. Tras el tiempo de Mauricio Rodríguez el rendimiento del verde cambió rotundamente. El potencial físico de Sebastián Álvarez empezó a hacer estragos en la defensa del azul y el panorama cambió. Ya en el segundo cuarto, los locales lograron encontrar el rendimiento colectivo. Las penetraciones de Nick Waddell eran cada vez más gravitantes y la conducción de Nicolás García iba en ascenso. Con Medina y Nicolás Pereyra afuera, los dueños de casa pasaban al frente en el marcador por primera vez en el encuentro. Stockolmo carecía de ideas en el epílogo de la primera parte hasta que llegó un triple salvador de Agustín Martínez que culminó con un 7 a 0 a su favor, para irse al descanso con un poco más de tranquilidad.

Lagomar salió como una topadora en el segundo tiempo y con un parcial de 11 a 3 pasó a dominar las acciones rápidamente. El incansable trabajo de Waddell debajo del aro más el desgaste físico de Rodrigo Cardozo le daban el rédito necesario al equipo de Rodríguez. Desde camino Castro llegaban las bombas en las manos de Andrés Guillen y Martínez para que la "S" siga en juego. Sobre el final del tercer cuarto se desdibujó el juego por los pitazos de la terna arbitral y Stockolmo se fue del encuentro. Los locales aprovecharon las distracciones y entraron a jugar el último periodo por nueve unidades. Cuando parecía que el verde tenía todo controlado volvieron a aparecer los bombazos salvadores. Sin nunca bajar los brazos, los dirigidos por Luis Silveira arremetieron y llegaron con vida al cierre del juego. Pereyra logró penetrar y fue fouleado a falta de 7 segundos y debió abandonar el juego por la colisión en el corte. El “Bata” Martínez asumió la responsabilidad de los lanzamientos sencillos y estiró el partido a cinco minutos más.

En el alargue la visita desechó dos oportunidades con la pelota en sus manos y los perimetrales locales no perdonaron en la recarga. Medina se hizo el dueño de la pelota cuando la pelota pesaba una tonelada y secundado por un nuevo triple de Martinez lograron ponerse en juego nuevamente. Newsome igualó el juego en base a libres y Lagomar tenía la chance de abrochar el cotejo. Un pitazo polémico de Pedreida, acusando una falta de Medina ante Álvarez, le permitió ir a la línea a la figura verde. Erró el primero pero el segundo, que entró, le daba una ventaja por mínima a falta de dos segundos.  Stockolmo intentó con un manotazo de ahogado quedarse con el juego pero su deseo no prosperó y el equipo del balnerarió selló el encuentro por 100 a 99.

UNO x UNO

LAGOMAR

García (6): De menos a más. Clave en el comienzo del alargue. S. Álvarez (9): Animalito de Dios. Hace todo a la perfección. Aparece cuando tiene que aparecer o se coloca el traje de actor de reparto. Maneja el juego a su ritmo. Destacado. J. Álvarez (3): No fue su juego. Mujica (5): Rendidor. Además del desgaste físico que hace en defensa se dio el gusto de aportar en momentos necesarios. Waddell (8): Es un clase A para esta divisional. Desnivelante. Cardozo (8): La entrega y el sacrificio no se le puede discutir jamás. Si a todo eso se le suma gol, visión de cancha y potencia física es imposible no quererlo en tu plantel. Chapeau. Rodino (3): Pasó desapercibido. Pedemonti (3): Escaso aporte. Giroldi. Francia (-): Segundos en cancha. Rodríguez (7): Superó la prueba ante un rival difícil y con muchas bajas en su plantel. Su equipo da lugar a que se emocione su gente.

STOCKOLMO

Pereyra (5): No fue su mejor partido. A pesar de esto cuando descansó su equipo careció de ideas y de funcionamiento colectivo. Silva (6): Jugó el partido que el quiso. Por momentos se hizo insostenible para la defensa rival, jugador vivo para este tipo de juegos. Sus enojos y sus quejas continuas le bajan un punto. Medina (7): Se cargó rápido de faltas y a pesar de esto administró su juego. En el alargue le cambió la cara al equipo, siempre sumó y nunca restó. Martínez (8): De los mejores de su equipo. Sorprendió a propios y extraños. Más allá de alguna mala decisión, aprobó con nota más que superable. Newsome (8): Volvió el "Q" que todos conocen. Luchador, querendon y rendidor. Final deluxe. Guillén (7): Francotirador nato. A pesar de fallar anotó en momentos claves del partido y si su equipo peleó hasta el final es gran responsable. Posse (4): Poco aporte. Silveira (6): Planteó un buen juego táctico y sus jugadores no le fallaron. Le faltó un plus en el final.

EL VAR

Washington Chamorro, Martín Pedreira y Alejandra Godoy (3). Incertidumbre y dudas desde el primer pitazo hasta el último. Errores y horrores para ambos lados. Cuando un juez intenta ser el protagonista del partido, el arbitraje pasa a ser nefasto. El final y como se retiraron, era esperable.

_______________________

Lo destacado

Una vez más Sebastián Álvarez logró manejar a su equipo a piacere. El perimetral que no tuvo descanso durante los 45 minutos fue clave en todo momento. Aportó gol, dio soluciones, generó problemas en los rivales, dirigió la batuta a su gusto y se fue con 30 puntos y 3 asistencias en su espalda. Además recibió 9 faltas para galardonar una noche redonda. Si este nene anda encendido, Lagomar está para pelear por grandes cosas.

Lo distinto

El primer cuarto terminó con 0 puntos en la cuenta personal de Rodrigo Cardozo a pesar de los pocos minutos en cancha. Se lo podía notar raro, algo incómodo. Cuando apenas sonó la chicharra finalizando el primer cuarto, el jugador se dirigió directamente al vestuario. Tras unos segundos de esperas volvió con un par de championes en sus manos. No sabemos que efectó habrá causado en Rodrigo, pero de ahí en más fue otro. Generó, penetró, saltó, defendió y se consagró. "Pasate al blanco" diría un daltónico amigo de Luis Alberto Carballo.

Galería de Fotos