Una vez terminado el partido, Básquet Total tuvo unas palabras con Tomás Dilema, goleador mil rayita, quien nos dejó su opinión del partido y como está el equipo en esta nueva rueda.

 Larrañaga viene con viento en la camiseta desde su serie y parece que ningún rival nuevo le asusta. “Principalmente, es seguir trabajando como en la primer etapa y seguir buscando la ventaja que tenemos. Lo que queremos nosotros es lograr el objetivo que es ser campeón, y para poder lograrlo, hay que ganarles a todos.”

 Con un partido de ida y vuelta, con el Indio asomando cada tanto, los de la calle Francisco Simón no podían hipotecar nada.“A Tabaré no lo conocíamos, porque no habíamos jugado contra ellos en la primer fase. El partido fue parejo y en el entretiempo y con las indicaciones del técnico, supimos dónde estaba la ventaja y por donde teníamos que atacarlos. Gracias a eso, pudimos sacar la renta final.”

 En tierra de gigantes, ellos hicieron destrozo. Igualmente, Dilema sabe que hay margen de mejora para lo que se aproxima.“Con Camilo (Mariño) hay química. Por suerte nos llevamos bien en la pintura, y es algo que tenemos que aprovechar, y lo tenemos que trabajar y pulir, porque con esto, podemos conseguir el objetivo.”

 Montevideo es el próximo rival en el calendario, pero el “Pulpo” tiene plena fe en la forma de jugar que les implanta su técnico, Diego Rodríguez.“Lo trabajamos en la semana y más que nada, confiamos en nuestro juego. Sabemos que nuestro estilo es difícil de defender y tenemos varias armas para poder dañar al rival. Por eso, es muy difícil que otro cuadro pueda tener ventaja con nosotros”

Este equipo está jugando a un muy buen nivel últimamente, y eso se denota a la vista. Pero, hay todo un trabajo que no se ve y que es fundamental: el apoyo recíproco. “Estoy muy contento por nuestro grupo, es algo tremendo. Somos todos amigos y nos llevamos muy bien tanto dentro como fuera de la cancha. Nos motivamos mutuamente para venir y trabajar y si se puede, nos quedamos tirando un rato más. También tratamos de no faltar a las prácticas, porque eso es clave. Por suerte, nos sentimos cómodos entre nosotros y competimos sanamente, que es lo más lindo que hay.”