Tres uruguayos más darán el salto a Europa de cara a la próxima temporada.

La Liga EBA de España se empieza a convertir en un posible destino para algunos jóvenes uruguayos, yendo en busca de nuevas experiencias y desafíos, intentando imponer su nombre en el viejo continente, aunque sea en ligas menores.

Uno de los últimos en acordar su ida fue Franco Villalba, base oriundo de Bohemios, perteneciente a la generación del año 2000, que disputó el arranque de El Metro 2019 con la camiseta de Lagomar, donde contó con apenas 1.4 minutos por encuentro. Su destino estará en la ciudad de Mallorca, más precisamente en el Club Basquet Calviá, quienes lo anunciaron en sus redes sociales como "fichaje de lujo".

Otro que cruzará el océano Atlántico será el fraybentino Valentín López, base oriundo de Anastasia, perteneciente a la generación del 2001, que disputó la última edición de la Liga Regional de Soriano, donde tuvo un importante protagonismo pese a su corta edad. En el pasado mes de abril estuvo cerca de volver a la capital montevideana para sumarse a las formativas de Peñarol, pero cuando parecía todo arreglado su llegada se cayó por distintos motivos que no pudieron hacer posible su regreso. En España se unirá a la academia Zentro Basket Madrid, quienes también presentan equipo en Liga EBA.

El más reciente en concretar su salida del país para llegar a Cataluña es Felipe Trusich, perimetral de 23 años, oriundo de Unión Atética, pero que también supo defender las camisetas de Marne, en Metro, y Reducto, en la últimas dos ediciones de la DTA, acabando la temporada pasada con promedios de 10.9 puntos, 4.8 rebotes y 1.6 asistencias en 26.2 minutos de juego por noche. Tirando además para un 30% desde más allá de la línea de tres puntos. Su próximo destino estará en Barbera del Valle, equipo perteneciente al territorio catalán.