Peñarol fue sancionado con quita de puntos y cierres de cancha tras la denuncia en el partido ante Larre Borges.

El Tribunal de Penas de la FUBB sigue con mucho trabajo, y esta vez le tocó expedirse sobre el episodio en que aparentemente parciales aurinegros habrían salivado al jugador Joaquín Jones al momento de ir a realizar un saque lateral.

Si bien los árbitros no realizaron denuncia durante el partido, el club de La Unión sí lo hizo posteriormente y el tribunal decidió quitarle 1 punto y darle 3 cierres de cancha a Peñarol.

El Tribunal afirmó, en base a declaraciones de testigos, que se acredita la existencia de escupitajos pero no que los mismos hayan llegado al jugador, por lo que se decidió sancionar en base al Art. 115 como acto de provocación por parte de la afición.

Con esta quita, los aurinegros quedan empatados con Cordón en la tabla, y además no jugarán partidos decisivos -entre ellos ante el propio albiceleste- en el Palacio Peñarol.