Urunday Universitario estudió a su rival, Hebraica Macabi, y con gran segundo tiempo lo venció por 81 a 74 para seguir creciendo en la tabla del Torneo Sub 23 e irse a descansar tranquilos esta semana.

Al universitario le costó subir la bola, pero encontró buenas manos desde los 6,75 de  Mateo Pérez y Santiago Machado, además de un buen inicio de Valentino De Agostini cargando abajo. Mientras que los traslados de Mauro Domínguez buscando a Agustín Godoy libre para el lanzamiento fue la fortaleza del macabeo que se fue cuatro abajo mejorando en los últimos instantes, 21 a 17.

Revirtiendo bien la bola para Agustín Fontes el verde puso un 5-0, pero mejorando la intensidad defensiva y soltando a Godoy, el local lo volvió a emparejar. Lucas Chalela y Pérez repartieron unidades en el exterior, ya que flaquearon en el juego interno salvo pasajes de Gastón Devia que llevaron a Hebraica a pasar. Pero un triple sobre la chicarra de Fontes sentenció la primera parte en 39 a 35 en favor de la visita.

Brillante regreso de Joaquín Pascual haciéndose fuerte en las dos tablas y poniendo ocho puntos de corrido para abrir 13. El número 11 del Prado le dio el juego en la pintura que le faltaba a los de Yusupoff y a no ser por chispazos de Domínguez la diferencia podría haber sido mayor para Urunday, 57 a 47.

Doblegando a Giovanni Corbisiero en la salida, el macabeo encontró unidades rápidas de Godoy y Devia. Hasta que el ex Verdirrojo calentó su mano y el doble dígito de renta regresó. Los de Camacuá se llegaron a poner a cinco aprovechando errores, pero un triple fundamental de Machado cortó la reacción para quedarse con la victoria por 81 a 74.