La temporada de la LBM está llegando a su fin. En la primera mitad de la semana, dos divisionales estiraron sus finales a un tercer juego, mientras que Bulldog y Bella Unión se coronaron en las dos superiores. Te contamos todo lo que ocurrió en nuestro clásico informe.

Divisional A

Bulldog hizo historia al ser el primer equipo en coronarse dos veces consecutivas campeón de la "A" y de esta forma, igualó a Paketenaikos como máximo ganador de la divisional. Dio vuelta una durísima serie ante Montevideo, al ganarle 75-68 en el tercer y definitivo punto.

Como a lo largo de las finales, el trámite fue apretado y cambiante. El del Mercado supo encontrar soluciones cuando logró contener el juego de postes entre Luís Barcelona y Marcelo Pérez y a partir de ahí, correr la cancha, marcando el ritmo de juego con la intensidad que lo caracteriza. El rojo llegó a tomar hasta 9 de renta con un segundo tiempo de un Juan Savariz encendido, pero los Perros fueron efectivos en el cierre. Andrés Till con un doble largo y Anibal Sgorlo con triple contestado los encargados de empardar las acciones. Marcelo Pérez con doble y falta cambió el rumbo del partido para un equipo verde que pasó al frente y ya no perdió el liderazgo del score, para festejar su cuarta conquista en LBM, la segunda en la divisional de privilegio.

Bulldog finalizó la temporada con un récord de 12-5.

Divisional B

Bella Unión por primera vez en la LBM gritó campeón. Derrotó a Cutcsa en el tercer punto por 73-66 para quedarse con la segunda divisional en importancia.

Los norteños lideraron el partido durante mayor cantidad de minutos. Contaron con una gran sociedad entre Leonardo Tadeo y Nicolás Piñeiro, quien logró gravitar en una pintura rival pesada. El azul supo traer el juego y estar al frente principalmente por lo hecho por Federico Masner, quien siendo el revulsivo del equipo lo logró traer y pasar con varios triples y rompimientos en su mano. Pero en el cierre, fue el Bella quien tuvo la cabeza fría para cerrarlo, siendo paciente a la hora de atacar y aprovechando su eficacia defensiva para correr. Tadeo agigantó su enorme rendimiento en el cierre, mientras que Renzo Lazzaroni creció cuando el partido más lo precisaba. El del norte terminó tomando el mando del partido en el cierre para quedarse con el punto definitivo sin pasar zozobras en los minutos finales.

Festejó Bella Unión la coronación de una enorme temporada en la que tuvo un récord de 14-3.

Divisional C

La definición de la "C" tendrá que esperar a esta noche, debido a que Redeption, igualó ante Celta Desvirgo al ganarle por 67-55.

El juego fue muy disputado y pudo ser para cualquiera. El Rede tuvo que sudar la gota gorda para que el campeonato no se le escape. Celta supo estar arriba en el último cuarto, que fue cuando el estrellado encontró su momento en el partido. Marcio Gilardi y Tabaré Tebot sacaron la cara por su equipo para pasar al frente por 7. Nicolás Brause puso algo de incertidumbre al cierre, pero Pablo García con triples terminó liquidando la historia.

Precisamente, Pablo García fue el goleador con 26, secundado de cerca por Marcio Gilardi con 25.

Divisional F

La penúltima de las divisiones será la última en definirse. El martes, Esparta le ganó a Cachengue 72-63 para llevar la historia a un tercer y definitivo juego que irá esta noche.

El vencedor dominó durante gran trámite del juego, siendo sólido atrás, corriendo la cancha y golpeando con triples en momentos justos. Agustín Díaz en contraataque fue figura, bien secundado por Gustavo Anselmi que pudo romper la defensa. El trabajo de Mateo Rostán y los García fue fundamental para asegurar rebotes defensivos que permitieron salidas rápidas. El quiebre del encuentro se dio en plena reacción verde, cuando Camilo y Hernán Martínez gozaron de un gran pasaje para igualarlo. Allí, se dieron cinco puntos consecutivos de Sebastián Ballesteros que fueron un golpe al mentón del de la Costa, que había hecho el esfuerzo y vio como su rival se le fue rápido en el partido. El azul supo administrar la diferencia y se quedó con el punto para empardar la serie para ir a definir a un tercer juego.

Agustín Díaz fue el goleador en el ganador con 23 puntos.