Stockolmo venció 87-74 a Lagomar y, deportivamente, jugará un desempate ante Colón por ingresar entre los ocho mejores.

Resumen del partido

Aún con la baja de Octavio Medina, Stockolmo debía salir a buscar el triunfo que le podía dar la clasificación en forma directa, o llevar a un desempate. Terminó sucediendo lo segundo, por el resto de los resultados. Lagomar no tuvo ni a Larre, ni a Pereira. Javier Álvarez estuvo cambiado pero no vio minutos.

Luis Silveira comenzó con dos grandes como titulares, eso llevó a que defensivamente el equipo cuidara mejor su rebote, además contuvieron bien a Waddell. Ofensivamente hubo un buen reparto de goleo, con Newsome siendo preponderante en la zona pintada, bien acompañado por Arregui. Con el minuto de Mauricio Rodríguez y el ingreso de Gianfranco Espíndola mejoró Lagomar, que cerró 17-11 abajo cuando llegó a perder hasta por 10 (12-2).

Una zona defensiva le permitió a los de la Costa mejorar de atrás hacia adelante, para pasar 21-19. El encuentro era algo frío en el ambiente, se hizo desprolijo y por momentos deslucido. Cuando el local probó con cuatro chicos, Cardozo sacó diferencias en la pintura. En un momento donde parecía que la visita mostraba su mejor momento, hubo un gran cierre de Diego Silva para el local, acompañado por Pereyra para que la “S” se fuera 41-34 al descanso largo.

Lagomar volvió a iniciar mejor un chico, corriendo la cancha, con buen pasaje de Sebastián Álvarez. La visita corría la cancha. Un par de faltas antideportivas le dieron libres al local, además Silva siguió inspirado y Newsome volvió a brillar. Waddell salió en momento donde parecía necesitarlo en cancha, y ahí el ex Olimpia se sintió a placer dañando en la pintura. Diego Silva, y Rodrigo Trelles con cierre deluxe le dieron 15 de renta al azul de cara al último.

En el cuarto final el tridente Silva-Trelles-Newsome, fue espectacular. Cada vez que Lagomar, sobre todo con los triples de Sebastián Álvarez, quería ponerse en juego, aparecía alguno de los tres para mantener al azul con renta considerable. Stockolmo siempre se mostró más sólido y con argumentos sólidos como para llevar el cierre con cierta comodidad. La mala noticia, fue la lesión en la rodilla de Rodrigo Trelles en el epílogo.

UNO x UNO

STOCKOLMO

Pereyra (7): Se fumó los 40 con gran intensidad. Si bien no tuvo su mejor día en tiros de campo, generó permanentemente, y terminó anotando en momentos claves. Vechtas (6): Su planilla no refleja su buen juego, fue solidario y positivo para el equipo haciendo circular la bola adelante. Trelles (8): Le dio clase y jerarquía al cierre, partidún. Una lástima la lesión. Pinta fea, que sea lo menos grave posible. Arregui (6): Clave para ayudar a contener a Waddell, adelante dio su manito ganando en confianza. Newsome (9): Destacadísimo. Silva (8): Puso varias de esas bombas a la yugular del rival. Clave. Martínez (5): Su segundo ingreso fue mejor que el primero. Pose (-): Pocos segundos en cancha. Silveira (8): Buena planificación, gran planteo para contener a Waddell.

EQUIPO2

S. Álvarez (7): Fue el mejor de su equipo, en varios pasajes sostuvo la ilusión de Lagomar. Le faltó compañía. García (4): Superado en defensa, no pudo influir en ataque. Cardozo (6): De menos a más, inteligente para aprovechar ventajas físicas cerca del aro. Mujica (3): Totalmente superado. Waddell (4): No dio todo lo que puede, más allá de su doble-doble, debe ser más influyente en el equipo. Espíndola (6): Trajo soluciones interesantes desde la banca. Rodino (-): Pocos minutos. Rodríguez (5): Sufrió la corta rotación, quizás debió buscar la forma que el equipo jugara más para Waddell.

EL VAR

Diego Ortiz, Andrés Haller, Andrés Bustelo (7). Correcta labor, sin grandes fallos discutidos y manteniendo el mismo criterio durante toda la noche.

_______________________

Lo destacado

Estrenó su renovación para la Liga Uruguaya con un partido soberbio, dominando ambas pinturas. En ofensiva anotó 25 puntos y atrás fue clave para controlar a su coterráneo. Newsome, además, fue el líder espiritual, ordenando a sus compañeros, haciendo de todo. Genio y figura “Q”.

Lo distinto

Seguramente a todo hincha, alguna vez, le dijeron que explicara el sentimiento por su club. Es algo dificil de poner en palabras, irracional, que te llena de alegrías en el triunfo y te deja días amargado tras la derrota. Cuando no sepan como explicar la pasión del hincha, muestrenle esta bandera de Stockolmo, lo resume perfecto.