Peñarol aplastó 83-61 a 25 de Agosto en el Contador Gaston Güelfi y cerró la Liguilla en lo más alto de la tabla. 

Resumen del partido

El Palacio recibió a poco menos de 800 espectadores para un juego que fue parejo en el arranque. Blazina empezó encendido y daba puntos al hilo para el local, mientras que Ottonello y Metzger sostenían al veinte en las primeras posesiones. Los de Espíndola doblaban a Alston en el poste pero el extranjero logró dañar desde el salto inicial y con una zona 2-3 que resultó efectiva el carbonero complicó al rival, yéndose victorioso al primer descanso 19-16.

El segundo chico mostró a dos equipos lanzando con bajos porcentajes y desprolijos en la elaboración; sobre todo el mirasol, que no logró encestar desde más allá de los 6,75 en los primeros veinte minutos. Dos triples de Theo Metzger y una bandeja de Lepiani le dieron el liderazgo en el score al veinte en la mitad del chico para un parcial de 9-2 y ventaja de cinco. Buenos ingresos de Asaravicius y García Morandi otorgaron aire fresco al aurinegro, mostrando otra cara en el ocaso del primer tiempo y logrando pasar al frente con el juego interno como bandera, 37-32 el local. Primera mitad de reacciones. 

En el tercero Peñarol se despertó, y con Alston como jugador franquicia arrolló a los de Villa Dolores, colocando un parcial de 10-2 frente a un contrincante perdido y con varios errores no forzados, que permitieron al aurinegro correr y anotar en transición. 25 mutó a una zona 2-3 pero no encontró reacción. Con Khapri sin emparejamiento que le generara incomodidad el manya llegó a abrir 16 y no paró más; 64-45 el final del tercero, y por el trámite del cotejo, el encuentro estaba K.O. 

En el último cuarto los dirigidos por Castrillón siguieron dominando el rebote ofensivo, rotaron el balón y a falta de ocho minutos para la chicharra final ya estaba todo cocinado. 25 de Agosto no fue intenso en defensa y tampoco le entraron los triples del primer tiempo, quedándose sin opciones en ofensiva. Hasta hubo tiempo de sobra para que entraran los pibes. 

Fue victoria del carbonero 83-61, cerrando el clasificatorio como líder, por ahora compartido con Cordón a la espera de lo que pase este martes con el albiceleste.

UNO x UNO

PEÑAROL

Álvarez (7): Pocos puntos y mucha lectura de juego. Te ordena hasta una guerra. Zanotta (3): Se cargó de faltas temprano, salió y no volvió a entrar. Intrascendente. Blazina (8): El destacado. Pérez (7): Siempre rinde, parecía omnipresente, estaba en todos lados. Alston (10): Descollante. “Monster” le dirían en su país. Hizo lo que quiso con el se le cruzara adelante. García Morandi (6): Buen ingreso en el segundo cuarto transmitiendo tranquilidad. Merecidos minutos. Wenzel (5): No fue su mejor noche. Le costó generar. Erroizarena (4): Entró en el último cuarto con el partido liquidado. Incidió en nada.  Asaravicius (7): Es el as bajo la manga. Entró en el segundo chico y cambió todo, desde la defensa hasta la actitud. Castrillón (6): Acertó con la zona y las variantes a tiempo. Consiguió dar vuelta el score y mantenerlo. 

25 DE AGOSTO

Terra (6): Dentro de la desprolijidad, el más prolijo. Sufrió en defensa. Lepiani (4): Destellos. No logró romper en el 1x1 y se apuró en varias resoluciones. Davis (2): Flojísimo. Tiró para 53 e hizo 11. Lejos de lo que debe dar. Ottonello (5): Buen primer tiempo y mala segunda mitad. Perdió con Alston. Metzger (5): En ataque es agua en el desierto. En defensa hizo agua. Koster (4): Arrancó con ganas y se fue quedando. Gómez (3): Entreverado como calzoncillo de pulpo. No aportó. Crócano (4): Tampoco pudo con Khapri. Espíndola (4): No supo cuidar la pequeña ventaja del segundo cuarto ni ponerse en juego cuando el rival lo pasó. Pocas soluciones en defensa.

EL VAR

Lahule, Fernández, Dabisogno (5): El arbitraje no incidió en el resultado, claramente; pero hubo dualidad de criterios en varias situaciones. Normalito.

_______________________

Lo destacado

Podríamos ir a lo fácil y destacar nuevamente a Khapri Alston, quien la viene rompiendo noche tras noche con el carbonero. Pero hoy le vamos a dar la mención especial a Damián Blazina, que desde el duelo ante Cordón se ganó un lugar en el quinteto inicial y no salió del mismo. Capitalizó lo que venía haciendo y coronó de gran manera. Secundó a Álvarez en la conducción pero además se mandó hasta abajo, sacó faltas y fue clave en defensa para empezar a encaminar la victoria en el segundo y tercer cuarto: 18 puntos, 2 asistencias y 2 robos para él. Damián, la rompiste. 

Lo distinto

Corría el último cuarto y como de costumbre, los altoparlantes del Palacio Peñarol anunciaban qué parcialidad se retiraba primero del recinto aurinegro. Justo en ese momento, Javier Espíndola se acercó enojado a la mesa a pedir minuto de tiempo. Pero por el ruido no lo oyeron y, furioso, el coach se arrimó al parlante ubicado al costado del banco visitante y le propició algunos golpes o “ tate quietos“, intentando apagarlo, o detenerlo. Para los que lo captaron en vivo, fue un hecho realmente gracioso. Tranquilo Javi...