Biguá venció a Urunday Universitario en la categoría Infantiles, por la tercera fecha del campeonato de Serie 1. Crónica y nota con el goleador del Pato, Guillermo Jones.

En el Prado el primer cuarto fue sumamente parejo, con el Pato tirando mucho desde afuera y el estudioso generando desde los rompimientos de Michael Viazzo, bien acompañado por Martín Rodríguez y Franco Gonzato. Con buenas acciones de Thiago Rodríguez y algún posteo de Diego Salomone la visita llegó al primer descanso ganando 16-15.

Urunday volvió mejor con un gran pasaje de Rodríguez, más lo hecho por Mauro Frugoni, para pasar a liderar. Los de Pablo Ibón pusieron tres triples en manos de Lorenzo Castiglioni, Ignacio Rojas y Maximiliano Greiver pero no lograron generar con clarididad. Viazzo volvió a comandar el ataque del verde y con una bomba dejó el score 34-26 antes del entretiempo.

Tras el descanso largo la visita extendió la presión por momentos y jugando desde Joaquín Lamas comenzó a descontar. Pero los de Mauricio González se repusieron, Federico Pascual puso su triple y así Urunday llegó 57-48 al período final.

La mano caliente de Guillermo Jones cambió el partido, poniendo dos bombazos para pasar por mínima en apenas tres minutos del último cuarto. Gonzato y Pascual respondieron desde más allá de los 6.75 y los equipos se alternaron el liderazgo, con destaque para los mellizos Castiglioni en el Pato. Jones puso otro triple a falta de 1.40 para darle el liderazgo a los suyos, pero Viazzo respondió con doble del otro lado. Lorenzo Castiglioni puso dos libres, y un muy buen rompimiento de Thiago Rodríguez terminó en asistencia perfecta para que Jones liquide el juego, que fue triunfo 76-70 para Biguá.

En el ganador se destacaron los 17 puntos de Guillermo Jones, seguido por 16 de Lorenzo Castiglioni y 14 de Thiago Rodríguez. El goleador de Urunday fue Martín Rodríguez con 19 unidades.

 

Nota con Guillermo Jones: "Intento ser versátil y dar lo que precisa el equipo"

El dueño de la camiseta número 15 comenzó analizando el partido en el que su equipo debió remar de atrás: "Nuestras complicaciones siempre están en los primeros tiempos. Entramos desconcentrados al partido, pero por nuestro nivel de juego y preparación física llegamos mejor al último cuarto, y ahí la intensidad nos da la diferencia".

Sobre el gran último cuarto del Pato y personal -en el que anotó 14 puntos- explicó: "Son situaciones del partido, creo que está basado en el cansancio que generamos por correr la cancha todo el tiempo, eso nos termina abriendo más espacios para penetrar y tirar en el último cuarto".

Al respecto de los objetivos de la categoría, contó: "Empezamos el año con la expectativa de ser campeones, pero tenemos claro que los ocho equipos que quedaron arriba son fuertes. Perdimos contra Unión, le ganamos gusto a Malvín y hoy nos tocó remontar un partido que por suerte ganamos".

“Intento jugar en base a los jugadores que están en cancha. Mi juego es más subiendo la pelota, de escolta, pero Joaco Lamas y Thiago Rodríguez son dos bases excelentes entonces cuando ellos están en cancha juego más de '3', que también me gusta. Incluso a veces me toca jugar de '4', pero intento ser versátil y dar lo que precisa el equipo” comentó al hablar sobre su juego e intentar describirse como jugador.

Hijo de "Cacho" y hermano de Joaquín, la familia siempre es un aspecto destacado para los Jones: "Es un apoyo que siempre tenemos. Las críticas constructivas de gente que hace tiempo que está en el básquetbol, como mi padre y mi madre, siempre son para apoyar, al igual que mi hermano. Ayer me tocó ir a acompañarlo yo y hoy vino él".