Ganó Peñarol y volvió a la cima de la tabla, pero no la tuvo fácil ante un duro Colón que lo hizo sudar bastante. Imanol Asaravicius fue el más parejo tanto atrás como adelante y terminó pesando en el triunfo. Básquet Total habló con él.

El equipo jugó un primer tiempo muy malo, donde no se encontró en cancha y se vio desbordado por el conjunto de San Martín y Fomento: “Estamos todos muy calientes con el partido que planteamos, tenemos muy claro que no jugamos bien, pero lo importante es que ganamos aun jugando mal. Tenemos otro partido el viernes y hay que corregir urgente si queremos lograr los objetivos que nos planteamos”.

Un primer tiempo donde Peñarol perdió en todo, porcentaje de tiros, mayor perdida de pelotas, en los rebotes y en las corridas. Tras una dura charla en el descanso Peñarol salió con otra mentalidad, así lo vivió Asaravicius: “Teníamos que tener más intensidad. Colón es un equipo que toma mucho rebote ofensivo, pero también nos metió 15 puntos de ataque rápido. Lo cual habla de las malas decisiones que tomamos nosotros en ofensiva, no tuvimos porcentajes buenos. En el descanso hablamos, teníamos que tener paciencia, cambiar la actitud. Una charla fuerte para refrescarnos que es lo que nos estamos jugando, la importancia de estos partidos y por suerte lo dimos vuelta y se ganó”.

Imanol tomó un rol más importante en el equipo luego de que Zuvich fuera separado del plantel. Asaravicius pasó a ser él hombre para darle descanso tanto a Khapri Alston cómo al capitán Alejandro Pérez: “Uno entrena para poder ser lo más útil, para tener la mayor cantidad de recursos dentro de la cancha. Nuestra rotación ahora es más corta y eso lleva a que todos tengamos que hacer cosas que antes no teníamos pensado hacerlo. Pero de eso se trata un equipo, de ir adaptando y readaptándonos a cada situación que suceda”.

El partido del viernes será de visitante ante Welcome que viene en ascenso en el campeonato, sobre este partido y el corregir los errores ganando dijo: “Siempre es mejor corregir ganando, sobretodo para la tabla, porque ahí no te fijas si jugaste bien o jugaste mal, sino que lo que importa son los partidos ganados. Pero hay mucho que corregir de cara al viernes ante un rival que viene creciendo y va a venir motivado porque enfrenta a Peñarol”.